Logra ex esposa de Berlusconi que le embarguen 26 millones de euros

Veronica Lario, la ex esposa de Silvio Berlusconi, logró a través de una orden judicial el embargo de unos 26 millones de euros de cuentas bancarias del ex primer ministro, ya que le debe esa suma...

Veronica Lario, la ex esposa de Silvio Berlusconi, logró a través de una orden judicial el embargo de unos 26 millones de euros de cuentas bancarias del ex primer ministro, ya que le debe esa suma por concepto de retraso en el pago de la pensión por “alimentos” obtenida tras el divorcio.

Según informaron medios locales, la que fue segunda esposa del ex Cavaliere y madre de sus tres hijos menores, acudió a los tribunales para reclamar el pago de la cifra atrasada.

Berlusconi ha hecho de todo para disminuir la cantidad de dinero que debe pasar a su ex mujer, con quien inició una relación en 1980 y con la que se casó hasta 1990, tras obtener el divorcio de su primera esposa, Carla Dell’Oglio.

Inicialmente en Tribunal de Milán lo condenó a pagar tres millones de euros mensuales a Lario, luego de que en 2009 ella anunció a través de los medios su intención de separarse y lo acusó de estar “enfermo” y de “frecuentar a menores de edad”.

Berlusconi, de 80 años, se vio obligado a pagar esa cantidad durante varios meses, hasta que la Corte de Apelaciones, ante la que presentó una impugnación, bajó la cifra a dos millones de euros mensuales.

Pero también esa cantidad le parecía exagerada y en el proceso de divorcio acudió al Tribunal de Monza, que rebajó la cifra a 1.4 millones de euros al mes.

Según los medios, sin embargo, el ex Cavaliere tampoco está de acuerdo con esa cifra y considera que un millón de euros mensuales son más que suficientes para el mantenimiento de Lario.

La señora, de 60 años, inmediatamente presentó un recurso ante los tribunales, que le dieron razón y han embargado unos 26 millones de euros de cuentas bancarias de Berlusconi, a quien la revista Forbes le atribuye una fortuna de unos 6 mil 500 millones de euros.

El ex primer ministro, que recientemente concretó la venta a un conglomerado chino del club futbolístico Milán por casi 800 millones de euros, está en fase de austeridad por decisión de su primogénita Marina, presidenta de la holding de familia Fininvest, según informó el diario La Repubblica.

Dijo que la hija mayor de Berlusconi ha decidido poner punto final a los gastos exagerados de su padre, como megavillas de las mil y una noches, yates en el Caribe o millones tirados en el futbol y que la línea ahora es la de concentrarse en los negocios históricos y más rentables.

Según los medios, fue también Marina la que autorizó a Berlusconi retornar a la política luego de que en junio del año pasado estuviera a un paso de la muerte por un malestar cardiaco.

La primogénita, sin embargo, habría vetado a la novia del ex Cavaliere, Francesca Pascale, de 32 años, aparecer en actos políticos con su padre, pues la habría responsabilizado de la enfermedad al obligarlo a hacer campaña electoral en todo el país cuando sus condiciones de salud no se lo permitían.