Muere Agustín Edwards, dueño del diario chileno El Mercurio

El dueño de conglomerado de medios de comunicación El Mercurio, Agustín Edwards Eastman, murió hoy tras permanecer dos meses en su residencia particular en un coma inducido, informaron fuentes...

El dueño de conglomerado de medios de comunicación El Mercurio, Agustín Edwards Eastman, murió hoy tras permanecer dos meses en su residencia particular en un coma inducido, informaron fuentes cercanas a la familia.

La figura del empresario de las comunicaciones, ligada a la derecha conservadora chilena, siempre fue polémica debido a sus supuestos vínculos con la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos en la década de los años 70.

A Edwards Eastman, quien murió a los 89 años de edad, se le acusó de ser uno de los principales promotores del golpe de Estado contra el presidente socialista Salvador Allende (1970-1973), el 11 de septiembre de 1973, por parte de las fuerzas militares lideradas por Augusto Pinochet.

El Mercurio, entre otros medios chilenos, recibió financiamiento de la CIA para desestabilizar a Allende y, ya en dictadura (1973-1990), ignoraba los atropellos a los derechos humanos cometidos por el régimen de Pinochet.

El ex secretario de Estado de los Estados Unidos, Henry Kissinger, reveló en su biografía que una visita del dueño de El Mercurio a Washington gatilló la decisión de Richard Nixon de apoyar el golpe de Estado en Chile.

El principal periódico chileno, conocido como “el decano”, fue utilizado como “máquina propagandista” entre 1970 y 1975, es decir, durante todo el gobierno de Allende y los primeros años de la dictadura.

De acuerdo con un reporte del Congreso de Estados Unidos, la CIA gastó varios millones de dólares para apoyar a El Mercurio y convertirlo en el canal más importante de propaganda contra el presidente socialista.

Hasta 1991, el principal medio del conglomerado se refería a las víctimas de la dictadura como “presuntos detenidos desaparecidos”, por lo que varios historiadores calificaron a Edwards Eastman y sus medios como “cómplices pasivos” de las atrocidades cometidas durante el régimen militar.

Edwards Eastman, quien nació en París (Francia) en 1927, fue nieto de Agustín Edwards Mac-Clure, fundador del diario El Mercurio de Santiago en junio de 1900, lo que lo ubica entre los periódicos en circulación más longevos de América Latina y que presidió por varias décadas marcando su conservadora línea editorial.

Otra situación en la vida de Edwards Eastman, quien llegó a los 10 años de edad a Chile, como dueño de periódicos fue la portada del diario La Segunda, que el 24 de julio de 1975 tituló en rojo y con letras grandes “Exterminados como ratones”, en relación a 59 izquierdistas chilenos que fueron ejecutados en Argentina, supuestamente, por sus compañeros de lucha.

La portada buscaba desinformar sobre la denominada “Operación Colombo”, ejecutada por los servicios represivos de la dictadura y que terminó con el asesinato y desaparición de 119 opositores a Pinochet.