PRI va contra cláusula de gobernabilidad en alcaldías capitalinas

La bancada del PRI en la Asamblea Legislativa va contra la cláusula de gobernabilidad en las alcaldías capitalinas, pues no es posible que el ganador de las elecciones con 30 por ciento de los votos...

La bancada del PRI en la Asamblea Legislativa va contra la cláusula de gobernabilidad en las alcaldías capitalinas, pues no es posible que el ganador de las elecciones con 30 por ciento de los votos, obtenga 60 por ciento de concejales, señaló José Encarnación Alfaro Cázares.

El diputado local del Partido Revolucionario Institucional (PRI) declaró que aunque cada grupo parlamentario presentará su iniciativa en materia electoral, existe consenso muy alto para tener lista una ley electoral que deberá estar publicada a más tardar el 31 de mayo.

Sin embargo, acotó, donde prevalece el desacuerdo es en la elección de concejales, pues la propia Constitución prevé la elección por planillas y al mismo tiempo que estos integrantes del concejo tengan representatividad plurinominal.

Dijo que la Asamblea Legislativa tiene la tarea de ver la forma en que se cumplan estos dos procedimientos y se avance en el terreno electoral, en materia de alcaldías, cumpliendo con el objetivo principal que es el empoderamiento de los ciudadanos y la mayor participación en las decisiones de los gobiernos de proximidad.

“Tenemos que eliminar esos viejos procedimientos de cláusula de gobernabilidad que le dan al que gana todo, independientemente del número de votos que obtiene, y los que pierden, que son la mayoría, se quedan sin poder participar en los órganos de contrapeso”, expuso.

Opinó que se debe evitar que un alcalde que gane con menos de 30 por ciento, es decir, que tiene el rechazo de 70 por ciento del electorado, se le entregue 60 por ciento de la composición del órgano de contrapeso, como son los Concejos Municipales.

Expuso que esas formas de gobernar pertenecen al pasado, se deben eliminar, y que de lograrse en la Ciudad de México, seguramente impulsará a las demás legislaturas del país a eliminar la cláusula de gobernabilidad.

“No se tiene por qué obsequiar a una ‘minoría ganadora’ el control de los órganos que tienen que ser plurales; la gobernabilidad se da por la fortaleza y la legitimidad que los partidos políticos adquieren en el proceso electoral”, subrayó.

Alfaro Cázares sostuvo que un partido consolidado, con base territorial y vinculación democrática con los ciudadanos no debe tenerle miedo a la elección directa de los concejales.

Insistió en que los partidos fuertes podrán ganar las alcaldías y los concejos, pues lo que hay que garantizar es que quien decida sea el ciudadano y no las cúpulas partidistas.