Autoridades de Chihuahua y rarámuris combatirán violencia sexual infantil

Con el objetivo de concertar la implementación de un proyecto de prevención y atención psicosocial a la violencia sexual infantil, las titulares de las Unidades de Enlace Psicosocial y de Pueblos...

 Con el objetivo de concertar la implementación de un proyecto de prevención y atención psicosocial a la violencia sexual infantil, las titulares de las Unidades de Enlace Psicosocial y de Pueblos Indígenas de la Secretaría de Desarrollo Social, se reunieron con autoridades Rarámuri del asentamiento urbano “El Oasis”.

En un comunicado, el gobierno estatal señaló que el proyecto tiene como objetivo el fortalecimiento de las capacidades de autocuidado de las niñas y niños de entre los seis y 12 años, para la identificación y prevención de situaciones de abuso sexual y violencia de género, dijo Rossina Uranga, encargada de la Unidad de Atención Psicosocial de la dependencia estatal.

A su vez, Denisse Salazar, encargada de la Unidad de Enlace para Pueblos Indígenas, indicó que esta intervención consiste en la implementación de una serie de talleres impartidos por terapeutas profesionales y por mujeres Rarámuri previamente capacitadas.

De la misma manera, destacaron que este encuentro con autoridades indígenas es el inicio del proceso de creación de un Programa Intercultural de Atención a la Violencia Sexual y de Género, que habrán de realizar de manera conjunta las comunidades indígenas y la Secretaría de Desarrollo Social.

Indicaron que lo anterior para generar una respuesta integral, pertinente en términos culturales, respetuosa de los derechos colectivos de los pueblos indígenas y formulada bajo un enfoque de género a sus demandas.

En meses pasados, autoridades estatales realizaron audiencias públicas en “El Oasis”, donde la comunidad señaló claramente los elementos que conforman el contexto de violencia y discriminación que enfrentan sus niños, niñas y adolescentes.

Además de permitir el conocimiento de primera mano de las necesidades más sentidas y lineamientos generales de trabajo formulados por autoridades indígenas en la Sierra Tarahumara y las ciudades de Juárez y Chihuahua, concluyó el documento.