Hidroterapia, eficaz contra inflamación en pulgares por uso de celular

Con hidroterapia, electroterapia y sesiones de rayo láser, especialistas del Seguro Social curan la inflamación de los tendones en dedos pulgares que provoca el uso excesivo de juegos de video...

Con hidroterapia, electroterapia y sesiones de rayo láser, especialistas del Seguro Social curan la inflamación de los tendones en dedos pulgares que provoca el uso excesivo de juegos de video, consolas de sobremesa, tabletas electrónicas o teléfonos celulares, entre otros dispositivos.

Este padecimiento, conocido como tenosinovitis de Querbain, afecta a personas de 20 a 40 años de edad, pero sobre todo a adolescentes de entre 14 y 15 años, explicó el director de la Unidad de Medicina Física y Rehabilitación Siglo XXI, Jaime Alfredo Castellanos Romero.

El experto del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) indicó que es un problema de salud común en población cada vez más joven, debido al tiempo prolongado que dedican a computadoras y equipos personales digitales.

Detalló que quienes lo padecen presentan dolor y dificultad para mover los dedos, pues los tendones de ambas manos sufren daños por movimientos bruscos como abrirlos demasiado.

Castellanos Romero explicó que la hidroterapia consiste en dar al paciente sesiones de 10 a 15 minutos, con la intención de disminuir la inflamación en los dedos; se aplica también calor superficial y después calor profundo con un aparato de ultrasonido por cinco minutos e inmovilización del dedo para no lastimar los tendones y favorecer su recuperación.

En tanto, la electroterapia se brinda mediante la colocación de estimuladores de baja o alta frecuencia, a fin de provocar un efecto analgésico y, al mismo tiempo, reducir la inflamación.

Aseguró que la aplicación del rayo láser funciona muy bien por la rapidez y eficacia que se logra, pues tarda sólo un par de semanas en comparación con otros tratamientos de hasta dos meses.

Refirió que el tratamiento puede combinarse con medicamentos anti-inflamatorios y vendajes, y expuso que los tendones son tan nobles que se requiere muy poco reposo para después volver a su función normal.

El especialista del Seguro Social exhortó a los padres de familia limitar las horas que sus hijos dedican a los juegos electrónicos e hizo la misma sugerencia a quienes por su actividad laboral utilizan más los pulgares, como estilistas, jardineros y cirujanos.

Recomendó dejar descansar los dedos de 10 a 15 minutos por cada dos horas de trabajo, a fin de evitar una operación para liberar los tendones.