Analista considera que las protestas en Venezuela son contra la "miseria"

Los venezolanos están “protestando contra una realidad diaria de miseria”, aseguró en entrevista con la revista "Semana", el escritor y analista venezolano, Moises Naim, quien analizó la importancia...

Los venezolanos están “protestando contra una realidad diaria de miseria”, aseguró en entrevista con la revista "Semana", el escritor y analista venezolano, Moises Naim, quien analizó la importancia de la marcha del 19 de abril.

“El 19 de abril es una fecha patria en Venezuela que tiene que ver con la independencia del país, pero esto es solamente un símbolo”, sostuvo en declaraciones al semanario más influyente de Colombia.

“La realidad es que hay un pueblo desesperado, que está pasando hambre, que está siendo asesinado, que no encuentra medicinas, en donde no hay leche y los niños crecen con deficiencias terribles. Es un pueblo que ya no aguanta más”, dijo.

Para el analista Venezuela vive un acumulado de protestas porque cada marcha “se alimenta de la otra y así una y otra vez. Lo bueno de esto, y que es importante resaltar, es el tesón de la gente. Que a pesar de que son apaleados y gaseados; de que les disparan e incluso los asesinan, siguen ahí. El pueblo, en paz y sin violencia, continúa caminando por las calles pidiendo libertad”.

Sostuvo que “mientras más desesperado está el gobierno más vamos a encontrar la represión recrudecida. Los gobiernos temen de la protesta civil y las protestas ciudadanas y cuando ven que sus bombas lacrimógenas no detienen a la gente y ven que la gente está en la calle, pues es cuando más van a recrudecer su represión y su violencia”.

“No hay nada a lo que un dictador como Nicolás Maduro le tenga más miedo que a las calles y a las redes. Porque la realidad es que para él es muy peligrosa la combinación de la gente en la calle que está organizada a través de las redes sociales. Eso es lo que está pasando y es una fuerza imparable. Ya estamos viendo que la están tratando de contener como sea”, apuntó.

Consideró que “la imagen negativa de Maduro es de más del 80 por ciento y hay un repudio universal de los venezolanos hacia él, inclusive de miembros de su mismo partido o corriente política, porque están pasando hambre y miseria”.

Los dictadores, “no dependen de la popularidad para mantenerse en el poder. Dependen de la fuerza y dependen de que los militares estén dispuestos a asesinar a sus compatriotas. Esto con tal de mantener en el poder a un presidente como Maduro”.

Explicó que Maduro “no ha cambiado ni una sola política de las que impuso Chávez en Venezuela. Maduro es una extensión de Chávez pero con menos carisma y menos precios del petróleo. Es menos inteligente que Chávez, menos carismático, es peor político y tiene menos plata”.

La situación actual en Venezuela “no responde a decisiones que haya tomado o no Maduro, sino a las políticas que impuso Hugo Chávez y que fueron continuadas por Nicolas Maduro. Si Hugo Chávez estuviese gobernando también sería mucho más impopular de lo que fue. La gente está protestando contra una realidad diaria de miseria, de hambre y de asesinatos. Eso lo afectaría sin duda”.

La situación en Venezuela está tan grave que muchos de los integrantes de los llamados “Colectivos”, grupos paramilitares apoyados por el gobierno de Maduro, “están vendiendo los fusiles para comprar comida”.

Para el analista venezolano, quien reside en Estados Unidos, “estos movimientos son solo trucos y pataletas de ahogado de un régimen que se siente presionado por la realidad”.

Insistió que los venezolanos deben explorar todas las alternativas para buscar una salida a la actual crisis: ”Hay que seguir luchando en la Asamblea, en los entes institucionales, en los ámbitos internacionales. Hay que pedir a los países de Latinoamérica que se preocupen y se ocupen por Venezuela. Toca seguir en la calle, en fin. Hay que hacerlo todo. No dejar ninguna tecla sin tocar”, añadió.