Analiza Eduardo Antonio Parra influencias de Juan Rulfo y García Márquez

E narrador y ensayista Eduardo Antonio Parra (Guanajuato, 1965) aseguró que la generación de escritores anterior a la suya se apartó de la escuela de Juan Rulfo (1917-1986)y Gabriel García Márquez...

E narrador y ensayista Eduardo Antonio Parra (Guanajuato, 1965) aseguró que la generación de escritores anterior a la suya se apartó de la escuela de Juan Rulfo (1917-1986)y Gabriel García Márquez (1927-2014) porque la influencia y el peso de esos autores era muy grande. “En los años 90, nosotros ya habíamos asimilado de otro modo esas influencias”.

Entrevistado en el marco de la Fiesta del Libro y la Rosa 2017, en la explanada del Centro Cultural Universitario, donde participó en la mesa de diálogo “Juan Rulfo y García Márquez. Cómo escribir después de ellos”, junto a los también escritores Mónica Lavín, Antonio Ortuño y Ana García Bergua, Parra recordó su propio caso.

Puso en relieve la transformación del quehacer literario en español a partir de la obra de Juan Rulfo y Gabriel García Márquez y cómo, desde su punto de vista, “al principio hubo numerosos imitadores, luego vino un alejamiento bastante prolongado, y posteriormente vinieron nuevas generaciones que comenzaron a asimilar toda la esencia de esas obras”.

Abrevaron, dijo a Notimex, del espíritu y conciencia de las obras de esos autores, pero no lo más vistoso ni los temas. “Rulfo y García Márquez, desde el inicio de sus respectivas carreras literarias, comenzaron a influir en numerosos escritores, siempre de diferente manera”.

Detalló que influyeron de otra manera en las generaciones posteriores. “No se parecen sus obras, pero sí se nota claramente esa escuela literaria en las técnicas y en el uso de lenguaje, entre otros elementos que conforman los textos”, añadió Parra, egresado de la sólida carrera de Lengua y Literaturas Hispánicas de la Universidad Regiomontana.

Eduardo Antonio Parra, autor de relatos, ha sido traducido al inglés, francés, italiano, danés y alemán y quien ha sido becario del Centro de Escritores de Nuevo León, 1990; del FONCA, en cuento 1996, y en novela 1998; del Centro Cultural Casa Lamm/Centro de Escritores Juan José Arreola, 2000, y de la Fundación Guggenheim, 2001, aseveró:

“En la década de los años 90 del siglo pasado, cuando la generación a la que pertenezco irrumpió en el escenario literario nacional, ya habíamos asimilado de otra manera esas poderosas influencias. Leídos con mucha atención, adaptábamos la esencia de esos dos autores a nuestra propia temática, realidad, intereses narrativos, universo e imaginación”.

Eduardo Antonio Parra ganó el Concurso Nacional de Cuento 1995 de Guasave, Sinaloa; obtuvo el Premio Internacional de Cuento “Juan Rulfo” 2000 por “Nadie los vio salir”, otorgado por Radio Francia Internacional; el Premio Nacional de cuento “Efrén Hernández” 2004, y el Premio “Antonin Artaud” 2010 por “Sombras detrás de la ventana”, entre otros más.

Y es autor, entre otros libros, de “Los límites de la noche” (1996), “Tierra de nadie” (1999), “Nadie los vio salir” (2001), “Parábolas del silencio” (2006), “Sombras detrás de la ventana. Cuentos reunidos” (2009), “Nostalgia de la sombra” (2002), y “Juárez. El rostro de piedra” (2008). Con esa experiencia y reconocimiento, Parra elevó la voz para decir:

“La sombra de Juan Rulfo ha estado siempre presente en mí y en mi obra. Su influencia es evidente, aunque la temática que yo abordó en mis libros es muy distinta a la que él empleó para edificar su obra monumental. Nunca supe qué quería yo tomar de él, pero a final de cuentas tomé el uso del lenguaje y la construcción de las atmósferas”, confesó.

Finalmente, sostuvo que los temas que tocó Juan Rulfo en sus cuentos y novelas le subyugan, los ambientes rurales, “aunque cada vez es más difícil escribir sobre ellos porque cada vez vivo más en las grandes ciudades, sin embargo, de niño los experimenté, por lo que sí los podría abordar”.