Piden evitar automedicación por riesgos de irritación intestinal

Médicos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) advirtieron que cuando se presenten irritaciones o malestar estomacal, se evite recurrir a la automedicación, ya pueden propiciar enfermedades...

Médicos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) advirtieron que cuando se presenten irritaciones o malestar estomacal, se evite recurrir a la automedicación, ya pueden propiciar enfermedades más graves.

Rafael Contreras López, de la Coordinación de Salud Pública del IMSS en la delegación Chihuahua, señaló que la invitación de los especialistas es que los derechohabientes modifiquen los hábitos alimenticios como mejor medida para prevenir la gastritis.

La gastritis, junto con las úlceras y duodenitis, dijo, representan la cuarta parte de las consultas que se otorgan en las unidades médicas del IMSS en Ciudad Juárez, y precisamente por su frecuencia, son un alto riesgo para la automedicación.

Explicó que en esta temporada de asueto, es común que mucha gente abuse en la ingesta de alimentos o que éstos contengan alto grado de grasa o irritantes o bien, que tomen de bebidas alcohólicas.

El especialista en salud pública adscrito al Hospital General de Zona Número 6, Roberto Quiroz Sáenz, dijo que en un gran porcentaje de la población suelen padecer malestares estomacales y es fácil recurrir a la automedicación en su intento por combatir la acidez.

Dijo que debe consumirse la proporción de medicamento requerida, la cual debe prescribir un profesional con base a una auscultación y valoración del daño.

Abusar de medicamentos contra la acidez puede propiciar que bajen los niveles de PH (Potencial Hidrogenado) en el organismo, y se favorezca que puedan entrar otras enfermedades, particularmente infecciosas como intestinales o respiratorias, mencionó.

Lo anterior, explicó el especialista, porque el organismo debe mantener su grado de acidez que es lo que permite la defensa natural, es decir, que es con lo que se combate la entrada de bacterias.

Por lo tanto, señaló que si la irritación estomacal es sentida en forma leve, lo mejor es esperar el tiempo prudente a que pase la molestia evitando dañar más el estómago con ingesta de más irritantes.

Si el malestar es persistente y severo, mejor recurrir al médico que considerará, de ser necesario, reforzar su diagnóstico con estudios.