Familiares de los normalistas advierten que en el 2015 protagonizarán protestas "más fuertes"

  • Realizaron una marcha desde la sede de la PGR hasta Los Pinos.
  • Lamentan que el presidente Peña Nieto no les haya dado una respuesta.
  • "Al gobierno le preocupa más preparar criminales que formar estudiantes", dicen.

Como última actividad del año, familiares de los normalistasdesaparecidos en Iguala desde el pasado 26 de septiembre participaron en una marcha, desde la PGR hasta las inmediaciones de Los Pinos, para exigir la presentación con vida de sus hijos.

Según informa La Jornada, ahí manifestaron que este 2015 continuarán con las movilizaciones, incluso con mayor intensidad, para exigir justicia a las autoridades.Estamos aquí para decirle al presidente que para nosotros no hay navidad ni año nuevo

"Vamos a continuar haciendo movilizaciones más fuertes porque Peña Nieto no nos ha dado respuesta. Estamos indignados por este crimen, pero tal parece que al gobierno le preocupa más preparar criminales que formar estudiantes", dijo uno de los padres de familia.

Los padres de los normalistas iniciaron su recorrido en la sede de la PGR, rumbo a la residencia oficial de Los Pinos. En el cruce de avenida Constituyentes y General Antonio León, una valla de granaderos les cerró el paso.

Felipe de la Cruz, padre del normalista Adán Abraján de la Cruz, expresó que "para el gobierno es peligroso ver a los jóvenes prepararse y estudiar, como en Ayotzinapa, donde se forman de una manera crítica" y subrayó que lo ocurrido con los estudiantes es una "clara muestra" de la complicidad entre los gobiernos y el crimen organizado.

"Estamos aquí para decirle al presidente que para nosotros no hay navidad ni año nuevo; lo que tenemos es el dolor de no tener a nuestros hijos, de no tener a nuestra familia completa para convivir. Este gobierno debe dejar de simular y decir promesas que no va a cumplir", comentó.

En el marco de la protesta, integrantes de diversas organizaciones dieron a conocer que a partir de este jueves 1 de enero, a partir de las 8:00 horas, iniciarán una huelga de hambre para hacer un llamado de justicia por los jóvenes de Ayotzinapa. Además, exigen la liberación de presos políticos, como el estudiante Bryan Reyes y los activistas sociales Rubén Sarabia Reyna y su padre Rubén Sarabia Sánchez.