> Escocia confirma su primer caso de ébola en el país: una enfermera que estuvo en Sierra Leona

Escocia confirma su primer caso de ébola en el país: una enfermera que estuvo en Sierra Leona

  • La enfermera ingresó esta lunes en un hospital y se encuentra aislado.
  • Arribó a Escocia en avión haciendo escala en Casablanca y Londres.
  • Se considera que el riesgo de contagio ha sido "extremadamente bajo" al haberse detectado la enfermedad en una fase temprana.

El Gobierno escocés ha confirmado la existencia de un caso de ébola en Glasgow. La enferma, de la que no se han facilitado datos personales, es una sanitaria que regresó de Sierra Leona el domingo, según un comunicado.

El protocolo ya ha sido activado y la enferma se encuentra aislado en el hospital Gartnavel. El Gobierno escocés ha detallado que el sanitario regresó a Escocia haciendo escala en Casablanca (Marruecos) y Londres y que viajó en un vuelo de la compañía British Airways.

La paciente, explican, fue ingresada este lunes por la mañana y todas las personas que han estado en contacto con ella están siendo investigadas, aunque se considera que el riesgo de contagio ha sido "extremadamente bajo" al haberse detectado la enfermedad en una fase temprana.

En cuanto sea posible, la sanitaria será trasladada al hospital Royal Free de Londres, que cuenta con una unidad especial de aislamiento para tratar casos de ébola.

La ministra principal, Nicola Sturgeon, ha asegurado que Escocia "se ha estado preparando" desde que estalló el brote de ébola en África para una situación así y ha defendido la efectividad de los protocolos de su sistema nacional de salud, capacitado para tratar enfermedades infecciosas, como hizo en el pasado con la gripe porcina.

Asimismo, ha confirmado en rueda de prensa que la enferma estuvo en contacto con una sola persona desde su llegada a Glasgow. Sturgeon añadió que las autoridades sanitarias se pondrán en contacto con esta persona lo antes posible.

Sturgeon presidió una reunión del llamado Comité de Resistencia del Gobierno Escocés (SGoRR, por sus siglas en inglés) para asegurar que todos los pasos necesarios son tomados y agregó que ha hablado sobre este caso del ébola con el primer ministro británico, el conservador David Cameron.

El pasado agosto, el británico William Pooley, de 29 años, se infectó del virus mientras colaboraba con los enfermos de Sierra Leona y fue repatriado al Reino Unido en un avión militar británico para recibir tratamiento con el fármaco ZMapp en una unidad especial del hospital londinense Royal Free Hospital. Fue dado de alta en septiembre.