Es tierra y no cenizas lo que recibieron los familiares de desaparecidos: Rubén Moreira

  • La agrupación "Familias Unidas" denunció que existen contradicciones en el caso.
  • El procurador de Justicia había declarado que es imposible identificar los restos encontrados.
  • Trascendió que las autoridades de Coahuila pidieron discreción al entregar las supuestas cenizas.
<p>Rubén Moreira, gobernador de Coahuila, en imagen de archivo.</p>
Rubén Moreira, gobernador de Coahuila, en imagen de archivo.
NOTIMEX

Rubén Moreira, gobernador de Coahuila, dio a conocer que las cajas con presuntas cenizas, entregadas a familias de personas desaparecidas en los municipios de Allende y Piedras Negras, no contienen restos humanos, sino tierra del lugar.

Según publica El Diario de Coahuila, el anunció ocurrió después de que la abogada del grupo "Familias Unidas", Ariana Denisse García Bosques, denunció en una entrevista radiofónica que las autoridades de Coahuila han caído en contradicciones sobre el caso de la desaparición masiva de personas en dichos municipios. No se había querido decir por respeto a las familias

Y es que, luego de que el Procurador de Justicia declaró que era imposible identificar los restos hallados, "Familias Unidas" no entendía cómo era posible que identificaran los restos y entregaran actas de defunción a los deudos.

"Se consensó con las familias para hacer una entrega de duelo, por lo que me están diciendo (Armando Luna Canales, Secretario de Gobierno y Homero Ramos Gloria, Procurador de Justicia del Estado) es tierra del sitio'", señaló el funcionario sobre las supuestas cenizas.

"No se había querido decir por respeto a las familias, en el proceso del duelo hay cosas que son muy importantes y ahí lo que pasó fue una tragedia", dijo Moreira.

"Familias Unidas" ha declarado que pedirá la intervención de organismos internacionales y antropólogos forenses para validar la identidad de los restos que supuestamente corresponden a 11 personas que murieron calcinadas en el 2011.

Según reveló García Bosques, el gobierno pidió a los familiares de los desaparecidos que mantuvieran en secreto la entrega de las urnas con las supuestas cenizas de sus difuntos.

La investigación sobre los hechos ocurridos en Allende y Piedras Negras continúa abierta, dijo Moreira, quien añadió que hay muchas hipótesis al respecto.

Añadió que es posible expedir actas de defunción cuando no es posible localizar un cuerpo y que esto está previsto por la ley. Por esta razón, sólo entregaron los documentos en los casos en los que tenían las pruebas.