Constitución de la Ciudad de México garantiza el derecho al agua

La secretaria de la Comisión del Agua de la Asamblea Legislativa, Janet Hernández Sotelo, afirmó que la Constitución de la Ciudad de México es un documento progresista e innovador que garantiza el...

La secretaria de la Comisión del Agua de la Asamblea Legislativa, Janet Hernández Sotelo, afirmó que la Constitución de la Ciudad de México es un documento progresista e innovador que garantiza el derecho al líquido.

En el Foro por la Defensa de la Constitución donde se dieron cita expertos legales, destacó que una de las luchas más importantes de la agenda de esta ciudad, desde hace más de 30 años, es contar con una Carta Magna propia que asegure la independencia de la voluntad de los habitantes de esta urbe.

Aseguró que con la recién aprobada Carta Magna por parte del Constituyente que se formó para darle vida y realidad al documento, se sientan las bases sociales, económicas, políticas y culturales que la capital del país requiere para enfrentar los nuevos tiempos.

La legisladora perredista dijo que una de las luchas que marcan la historia en esta Constitución es de la de la delegación Iztapalapa para defender el derecho al agua, porque por más de 40 años ha padecido escasez.

Destacó su propuesta para resolver la problemática del agua y su llamado a conformar la Cumbre Ejecutiva Metropolitana por el Agua, un espacio de discusión propositivo con todas las instancias correspondientes del gobierno local y federal profesionales en el tema.

También, agregó, un Observatorio Ciudadano para verificar y cuantificar el agua que llega y se distribuye en la capital mexicana, a fin de evitar las malas prácticas en el suministro del líquido.

Dio lectura al artículo 9, Ciudad Solidaria. Apartado F, de la nueva constitución y dijo que "Toda persona tiene derecho al acceso, a la disposición y saneamiento de agua potable para el uso personal y doméstico de una forma adecuada.

Ante de representantes de los 293 Comités de Apoyo que organizó desde el año pasado, sostuvo que al ser un bien público, social y cultural, la gestión del agua será pública y sin fines de lucro.