Anuncian el reinicio del Vía Crucis Angelopolitano en Puebla

El rescate del Vía Crucis Angelopolitano de San Francisco al Calvario, es un hecho histórico para Puebla debido a que es el único que hay en Latinoamérica completo, aseguró el titular de la Gerencia...

El rescate del Vía Crucis Angelopolitano de San Francisco al Calvario, es un hecho histórico para Puebla debido a que es el único que hay en Latinoamérica completo, aseguró el titular de la Gerencia del Centro Histórico y Patrimonio Cultural de Puebla, Sergio Arturo de la Luz Vergara Berdejo.

Acompañado por Víctor Sánchez Espinosa, arzobispo de Puebla, Vergara Berdejo señaló que a pesar de que las capillas van cambiando de siglo XVI, XVII, XVIII y XIX, da toda una complejidad en la historia de lo que fue la parte del Vía Crucis.

“La parte del Vía Crucis que se llevará a cabo ahora –viernes 7 de abril- desde el siglo XVII o XVIII no se realizaba, lo más interesante es que una ceremonia en la cual se ve parte de la tradición y lo que es la fundación de la ciudad”, destacó.

Manifestó que al llevar a cabo el recorrido que se hará el viernes 7 de abril del presente año se puede recordar toda esa historia.

Por su parte, el arzobispo de Puebla, Víctor Sánchez mencionó que al Vía Crucis sal dos imágenes como es la del Padre Jesús de la Parroquia de Analco y que fue donada por el beato Juan de Palafox, así como la imagen de la Virgen de Dolorosa del Calvario.

Sánchez Espinosa refirió que en el caso de la Procesión de Viernes Santo es de las más numerosas en el país, antes se hablaba de San Luis Potosi y de Taxco, la de Puebla ha ido de menos a más.

En el caso del Vía Crucis 2017, el cual se llevará a cabo por primera vez después de mucho tiempo, se calcula la asistencia de dos mil personas a la Parroquia de la Cruz y del Calvario, pero se incrementará la participación.

Dicho Vía Crucis inicia en el Templo de San Francisco en el boulevard 5 de Mayo y la 14 oriente, sigue por esa última avenida para encontrar las distintas capillas que conforman las estaciones y llevar a la calle 12 norte, para continuar hasta la 22 oriente en la zona del Calvario, en donde se encuentran varias capillas.

Fue en 1606, cuando los franciscano comenzaron con la ayuda de la Tercera orden y los devotos de la ciudad la construcción de Vía Crucis poblano en las faldas del Cerro de Belén integrado por 14 capillas.

El de Puebla fue el primero de tipo arquitectónico y uno de los pocos que aún conserva la mayoría de sus capillas, en las que las características de arquitectura de éstas son de fines procesionales, ya que cuentan con una puerta de acceso y otra de salida, para que la procesión no fuera interrumpida.