En la telenovela "La doble vida de Estela Carrillo", el actor cubano Adrián di Monte es "Joe Hernández", un abogado americano, hijo de padres mexicanos, que como la mayoría de personajes del melodrama, también tiene una doble vida.

En entrevista con Notimex, el actor señaló que trabajar en México, y específicamente dar vida a "Joe", ha resultado una experiencia enriquecedora porque le ha permitido desarrollar dos personajes en uno.

Por un lado es un abogado inteligente, capaz, aunque detrás de ese traje impecable esconde un amor secreto al que ha dado rienda suelta con "Gumercinda 'Mercy' viuda de Cabrera" (Érika Buenfil).

"'Mercy' a pesar de ser una mujer mayor que 'Joe', sí hay detrás un gran amor en el que no prevalece el interés, esta pareja va a dar mucho de qué hablar en lo que resta de la telenovela", subrayó Di Monte, quien adelantó que el final para el personaje será inesperado.

A pesar de que falta poco para el desenlace, la telenovela aún reserva grandes sorpresas, "por eso es la más vista, sin lugar a dudas", enfatizó el actor, quien en la telenovela decide dejar a su mujer e hijos con tal de perseguir el amor que vio en "Mercy".

Di Monte compartió que a nivel personal, aunque aún no es padre de familia, no pensaría en dejar a sus hijos en el abandono como lo hizo "Joe".

"Eso me causó conflicto pero comprendí que de eso se trata la vida del actor: meterse en la piel del personaje y hacerlo con verdad para que el público lo crea y quede satisfecho", admitió Di Monte.

Señaló que en la calle el público le ha manifestado su cariño y aprobación, situación que le ha alimentado el deseo de seguir en la actuación en tierras mexicanas, es más, compartió que ya tiene un proyecto actoral nuevo en puerta.

"Estoy agradecido por tener trabajo y espero quedarme en México mucho tiempo, aunque mi lugar de residencia es Miami, Florida, mientras haya trabajo por acá, yo feliz", apuntó el actor, quien refirió que la semana entrante concluirán las grabaciones de la telenovela de 70 capítulos que terminará en mayo próximo.