Colaboración de todos contra la corrupción, pide Instituto Electoral

El consejero presidente del Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF), Mario Velázquez Miranda, aseguró que en la tarea de prevenir la corrupción “todos debemos poner un granito de arena...

El consejero presidente del Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF), Mario Velázquez Miranda, aseguró que en la tarea de prevenir la corrupción “todos debemos poner un granito de arena”.

Durante una reunión de especialistas en el tema afirmó que con el nuevo Sistema Nacional Anticorrupción se busca proscribir este gran flagelo de la sociedad y del desarrollo, pues se trata de alentar a la instituciones para evitar este lastre social.

En la sede del IEDF dijo que se busca que la corrupción deje de ser sello y marca de la sociedad mexicana, por lo se pretende construir y fortalecer la confianza ciudadana en las instituciones como elemento de un verdadero sistema democrático.

Reconoció que si bien la confianza ciudadana no está en los mejores niveles el IEDF trabaja para revertir esa percepción al mostrar que los procesos electorales y de participación ciudadana se organizan con un sistema acordes a estándares internacionales.

Por su parte el contralor del IEDF, Jorge Alberto Diazconti Villanueva, expuso que el referido sistema busca también fortalecer y reafirmar la ética pública en todos los servidores públicos.

Más aún, añadió, no pierde de vista que la prevención de conductas constitutivas de delitos representa una herramienta para evitar acciones contrarias al buen ejercicio de la función pública.

Recordó que el 19 de julio entran en vigor pleno las siete leyes anticorrupción, por lo que en el IEDF se trata de tomar conciencia de las implicaciones de colaboración, coordinación y compromiso de todos los servidores públicos para su aplicación.

Reconoció que el sistema anticorrupción es punta de lanza en el derecho disciplinario, ya que en él convergen entidades de control, fiscalización, transparencia y acceso a la información, procuración de justicia, así como un comité de participación ciudadana.

Por su parte, el especialista David Ulises Guzmán Palma expuso que en materia de corrupción el problema de fondo es que mina el correcto funcionamiento de los órganos de gobierno, porque representa costos económicos o burocráticos extras.

Ademas violenta los derechos humanos y genera un desprestigio al Estado y su régimen democrático, por ende afecta proyectos de vida de las personas y su existencia daña a la democracia, por lo que se debe prevenir, investigar y sancionar.

En tanto Juan Manuel Torres, catedrático del Instituto Nacional de Ciencias Penales (Inacipe), señaló que el nuevo sistema anticorrupción tiene los dientes suficientes para imponer sanciones.

Ahora, dijo, se estará vigilando a funcionarios relacionados con las contrataciones, pero no sólo a ellos, también se abarcará el patrimonio personal y familiar, así como todo el primer círculo de vida e incluso se busca evitar la existencia de prestanombres.

El experto en derecho administrativo Gustavo Adolfo Sánchez expuso que el sistema otorga un nuevo papel al denunciante, pues contarán con los elementos necesarios para coadyuvar e incluso obligar a los órganos encargados de la detección y sanción de actos de corrupción.