Mercado cambiario redujo esta semana especulaciones por datos de EUA

En la semana comprendida entre el 15 y 21 de marzo, las posiciones netas especulativas a la espera de una depreciación del peso en el mercado de futuros de Chicago disminuyeron en 39.99 por ciento...

En la semana comprendida entre el 15 y 21 de marzo, las posiciones netas especulativas a la espera de una depreciación del peso en el mercado de futuros de Chicago disminuyeron en 39.99 por ciento con respecto a la semana anterior, o dos mil 186 contratos, cada uno de 500 mil pesos.

De acuerdo con Banco Base, las posiciones especulativas netas en contra de la moneda nacional han retrocedido en ocho de las últimas nueve semanas a su nivel más bajo desde la primera semana de noviembre de 2015.

Indicó que en la semana que recién terminó, la tasa de rendimiento de los bonos M a 10 años finalizó con un retroceso de 21 puntos base a 7.05 por ciento y la curva de rendimientos para la deuda soberana de México disminuyó las tasas de mayor plazo, lo cual es indicativo de menores expectativas de inflación.

La entidad financiera recordó que esta semana se dio a conocer la inflación correspondiente a la primera quincena de marzo, la cual, a pesar de ubicarse en una tasa interanual de 5.29 por ciento, mostró menores presiones inflacionarias provenientes de un traspaso de la depreciación cambiaria.

Asimismo, en este periodo de referencia, el gobernador del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens, señaló que espera que la inflación comience a converger hacia el objetivo de 3.0 por ciento a finales del año, al alcanzar la meta en 2018.

Añadió que el peso todavía se encuentra subvaluado cerca de 10 por ciento, al ubicarse en niveles cercanos a 19.00 pesos por dólar, lo que indica que el tipo de cambio debería bajar hacia niveles inferiores de 17.30 pesos por dólar.

En lo que va del año, el peso se coloca como la divisa más apreciada entre los principales cruces y entre las divisas de economías emergentes, que avanza 9.5 por ciento o 1.96 pesos.

Los comentarios de Carstens, la fuerte apreciación del peso en lo que va del año y las menores presiones inflacionarias, apuntan a que el Banco de México podría mantener sin cambios su tasa de referencia en su reunión del 30 de marzo, en 6.25 por ciento.