Hospital Universitario trabaja en pruebas por tuberculosis resistente

El Hospital Universitario (HU) trabaja en la aplicación de pruebas a pacientes con tuberculosis resistente, con una posibilidad de curación hasta del 70 por ciento, convirtiéndolo en un referente...

El Hospital Universitario (HU) trabaja en la aplicación de pruebas a pacientes con tuberculosis resistente, con una posibilidad de curación hasta del 70 por ciento, convirtiéndolo en un referente regional.

El Centro de Investigación, Prevención y Tratamiento de Infecciones Respiratorias de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), es uno de los pioneros en la aplicación de pruebas para detectar casos de pacientes con tuberculosis resistente.

El jefe de la Clínica de Tuberculosis del HU, Luis Rendón Pérez, dijo que “la problemática que vemos actualmente es que empiezan a aparecer casos de tuberculosis de este tipo“.

Detalló que “aquí, la posibilidad de curación es de entre un 30 a 70 por ciento, dependiendo de la situación del paciente“.

“Afortunadamente, hemos detectado el problema y Nuevo León es punta de lanza en la realización de las pruebas de resistencia “, expuso.

Refirió que “ trabajamos de manera cercana con los programas oficiales de tuberculosis de la Secretaria de Salud, los asesoramos y los pacientes que son resistentes vienen aquí, para ser evaluados y recibir tratamiento”.

El procedimiento, detalló, consiste en tomar una muestra de flema del paciente para hacerla crecer, posteriormente se analiza para obtener un diagnóstico más certero.

“Lo que hacemos es tomar la flema, colocarla en un medio, sembrarla y hacerla crecer para multiplicarla", dijo.

Expresó que “ya que las tenemos, se les coloca la medicina; si vemos que se mueren las bacterias, entonces es un caso de tuberculosis sensible y, si no se mueren, es porque es un caso resistente“.

El especialista resaltó que “este procedimiento lo hemos trabajado en los últimos 13 años, pero ahora agregamos la biología genética y molecular, con la cual realizamos pruebas mucho más sofisticadas en cuestión de minutos u horas para saber si hay bacteria, y si es resistente o no”.

Expresó que Nuevo León es uno de los estados del norte del país con mayor número de casos de tuberculosis y tan sólo en 2016, se diagnosticaron alrededor de dos mil casos nuevos.

“En el país, hay zonas que tienen más tuberculosis que otras, por ejemplo, la frontera es una de las áreas más afectadas por esta enfermedad y, aunque Nuevo León no está directamente en un paso fronterizo, sí es vía para llegar a ella “, dijo.

Manifestó que “todos los inmigrantes que no pueden cruzar la frontera se quedan en la ciudad y propician a que se esparza la bacteria, entre otros padecimientos”.

Esta enfermedad respiratoria, explicó, afecta principalmente a los pulmones, pero también puede dañar otros órganos del cuerpo, y es una afección muy contagiosa que se transmite de una persona a otra y puede ocurrir a cualquier edad.

“Cuando los pacientes tienen tuberculosis sensible, en alrededor del 95 por ciento de los casos se van a curar“, señaló.

Generalmente, dijo, la mayoría de los enfermos son diagnosticados en la tercera etapa, que es cuando la bacteria ya se esparció por todo el pulmón.

Manifestó que entre los síntomas más comunes están la tos, la fiebre, la pérdida de peso y, en etapas más avanzadas, la expectoración de sangre.

“Una persona que tiene tuberculosis, si no se trata a tiempo, puede contagiar a un caso más por mes, por eso es importante el diagnóstico temprano”, advirtió.