Municipio de San Pedro, Nuevo León, instala nidos para loros en peligro de extinción

Con la instalación de nidos artificiales, autoridades del municipio conurbado de San Pedro buscan fomentar la anidación y conservación de los loros de cabeza amarilla y cabeza roja, especies que...

Con la instalación de nidos artificiales, autoridades del municipio conurbado de San Pedro buscan fomentar la anidación y conservación de los loros de cabeza amarilla y cabeza roja, especies que están en peligro de extinción.

A través de la Secretaría de Servicios Públicos y Medio Ambiente, en la Rotonda de los Duendes se instalaron los primeros 10 nidos de un total de 50 que se proyecta colocar en el municipio.

Los nidos están construidos como cajones de madera con especificaciones similares a los que utilizan los loros y buscan fomentar la anidación y conservación de las especies en peligro de extinción como el Amazonas Oratrix (loro de cabeza amarilla), Amazona Viridigenalis (loro de cabeza roja) y Amazona Autumnalis (loro cariamarillo).

El ayuntamiento sampetrino indicó que en la actualidad existe una población de cerca de 400 loros de cabezas rojas que están migrando hacia al municipio para buscar un lugar donde reproducirse, por lo cual se están creando los espacios para que lo puedan hacer.

Los nidos estarán ubicados entre las calzadas del Valle y San Pedro, el Parque Rufino Tamayo y el parque El Sabino, que es donde se encuentra la zona más arbolada en San Pedro.

“En San Pedro aceptamos el proyecto ya que es una gran preocupación el hábitat natural y el cuidado del mismo, y tenemos unos grandes árboles en esta zona donde pueden llegar a habitar”, expresó el alcalde Mauricio Fernández Garza.

Precisó que los nidos estarán monitoreados por cámaras dentro de ellos para ver el proceso de reproducción y realizar una investigación más adecuada de la evolución de estos animales.

A su vez, el biólogo e impulsor del proyecto, Roberto Chavarría, mencionó que con estas acciones se busca salvar especies que durante muchos años han sufrido el embate del tráfico ilegal y este el primer paso para su recuperación y conservación.