Celebrarán todo el año aniversario de observatorio astrofísico de Puebla

A lo largo del año el Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE) celebrará el 75 aniversario de la fundación del Observatorio Astrofísico Nacional de Tonantzintla “Guillermo Haro...

A lo largo del año el Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE) celebrará el 75 aniversario de la fundación del Observatorio Astrofísico Nacional de Tonantzintla “Guillermo Haro”.

El centro de investigación recordó que el 21 de marzo de 1913 nació Guillermo Haro Barraza, uno de los más distinguidos astrónomos mexicanos, reconocido en todo el mundo por sus descubrimientos científicos que hicieron que la astronomía mexicana ocupará lugares competitivos a nivel mundial.

La lista de los descubrimientos de este mexicano es muy grande, lo mismo que sus aportaciones al desarrollo de la infraestructura científica en México.

Hace poco más de 45 años, Guillermo Haro transformó el Observatorio Astrofísico Nacional de Tonantzintla (OANTON) en el Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE).

El OANTON fue inaugurado hace 75 años. El 17 de febrero de 1942, en una colina ubicada en Tonantzintla, un grupo de personas -entre ellas el gobernador poblano Gonzalo Bautista y decenas de científicos internacionales- se reunió ante un edificio horizontal.

Estos personajes desplegaron una frase en griego que decía que Prometeo había robado a los dioses el fuego y lo había entregado a los humanos, liberándolos de la ceguera y la ignorancia.

De esta forma inició una de las más extraordinarias aventuras de la ciencia moderna en México.

Hace unos días se cumplieron 75 años de la creación del OANTON, antecedente histórico del Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE), motivo por el cual este centro de investigación dedicará a lo largo de 2017 varias de sus actividades a conmemorar esta fecha.

En entrevista, Raúl Mújica García, responsable del área de Divulgación y Comunicación del INAOE, comentó que el legado del OANTON sigue vivo.

“La colección de alrededor de 16 mil placas astrofotográficas tomadas con la Cámara Schmidt, en su mayoría durante el funcionamiento del Observatorio, no sólo han sido ya reconocidas como Memoria del Mundo por parte de la UNESCO, sino completamente digitalizadas, lo que permitirá continuar con su explotación científica”, destacó.

Destacó que la herencia del OANTON, en especial la Cámara Schmidt y el telescopio solar, son visitados por miles de personas a lo largo del año en el INAOE.

Por su parte, el doctor Leopoldo Altamirano Robles, director General del INAOE, comentó que el antecedente del OANTON fue el Observatorio de Tacubaya, que era un observatorio de “servicio” que llevaba la hora y realizaba observación de los astros como referencia geográfica.

Al empezar el Observatorio de Tonantzintla, y en particular al comenzar Guillermo Haro a trabajar con la Cámara Schmidt, se comenzó a hacer astrofísica moderna en México. Además, el OANTON representó el primer esfuerzo de descentralización de la ciencia en el país.

En la década de los sesenta la contaminación lumínica producida por las luces de Puebla imposibilitaba el desarrollo de programas observacionales en Tonantzintla, por lo que Guillermo Haro se abocó a la transformación del OANTON en un centro de investigación.

“Así surgió el INAOE, creado por decreto presidencial el 11 de noviembre de 1971 con los objetivos de preparar investigadores, profesores especializados, expertos y técnicos en astrofísica, óptica y electrónica", destacó.

Además procuran la solución de problemas científicos y tecnológicos relacionados con las citadas disciplinas, y orientan sus actividades de investigación y docencia hacia la superación de los problemas del país, anotó.