EUA justifica ausencia de audiencias de Comisión de Derechos Humanos

El Departamento de Estado estadunidense justificó hoy su ausencia de las audiencias de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) sobre las órdenes ejecutivas del presidente Donald Trump...

El Departamento de Estado estadunidense justificó hoy su ausencia de las audiencias de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) sobre las órdenes ejecutivas del presidente Donald Trump, al argumentar que son tema de litigio en la justicia estadunidense.

El gobierno estadunidense desatendió este martes una audiencia ante la CIDH para explicar los argumentos de las órdenes ejecutivas sobre migración, una decisión considerada “sin precedentes” por organizaciones de la sociedad civil.

“Tenemos tremendo respeto por el papel de la CIDH en salvaguardar los derechos humanos y las libertades fundamentales en todo el hemisferio, incluido Estados Unidos”, señaló el portavoz diplomático Mark Toner.

“Sin embargo, se consideró inapropiado que nuestros expertos legales participaran mientras continúa la litigación de estos asuntos en las cortes estadunidenses”, añadió.

En la CIDH, el comisionado Paulo Vannuchi lamentó que la mesa destinada a los representantes del Estado correspondiente estuviera vacía, y consideró que con ello el gobierno estadunidense “impide el ejercicio democrático de la comisión para conocer posiciones distintas”.

La audiencia fue convocada por la propia comisión, que en una declaración pública difundida en febrero pasado expresó su preocupación por las órdenes ejecutivas sobre migración y refugio anunciadas por Trump en las primeras semanas de su gobierno, la primera el pasado 25 de enero.

Durante la audiencia, la Unión Estadunidense de Libertades Civiles (ACLU) y otras siete organizaciones denunciaron que la orden del 25 de enero pasado para erigir un muro en la frontera con México y detener y deportar a indocumentados, así como la prohibición migratoria, implican “graves” violaciones a los derechos humanos.

En particular la ACLU externó su preocupación por la ampliación del programa 287 (g), mediante el cual el Departamento de Seguridad Interior (DHS) autoriza a que agentes de las policías locales desempeñen funciones de agentes migratorios, así como hacer expedita la deportación de inmigrantes indocumentados detenidos.

“No sentimos que podíamos responder a esas preocupaciones en una audiencia abierta”, sostuvo Toner.

Las cortes estadunidenses han suspendido tanto la primera orden migratoria de Trump como su versión actualizada. Ambas se encuentran en el centro de un proceso de apelación que eventualmente podrían llegar a la Suprema Corte de Justicia.