Asamblea Legislativa llama a promover programas pro trasplantes de órganos

La Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) exhortó a la Secretaría de Salud, así como el Centro de Trasplantes local a promover programas de trasplantes de órganos y tejidos en todas las...

La Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) exhortó a la Secretaría de Salud, así como el Centro de Trasplantes local a promover programas de trasplantes de órganos y tejidos en todas las unidades médicas de la Ciudad de México.

Asimismo, propusieron establecer campañas permanentes sobre la cultura de la donación de órganos.

La propuesta, aprobada por el pleno de la ALDF, fue presentada por la legisladora Eva Eloísa Lescas Hernández, a nombre la bancada del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), con la finalidad de romper con los mitos existentes en torno a la donación de órganos, tejidos y trasplantes.

La legisladora informó que en la capital se concretaron 600 trasplantes renales al 31 de diciembre del año pasado, de los cuales 341 provinieron de donantes en vida y 259 de personas fallecidas.

Sin embargo, a nivel nacional las donaciones se encuentran muy por debajo de la demanda, pues en los casos de riñón, en 2016 se tuvieron 12 mil 477 solicitudes y solo 24 por ciento fueron atendidas.

La diputada local explicó que la Ley General de Salud local estipula que el donador o disponente consiente tácita o explícitamente la voluntad para donar sus órganos y tejidos en vida o muerte, que la donación tácita puede realizarse una vez que haya sido confirmada la pérdida de vida del donador.

Asimismo, que la cultura de donación de órganos y tejidos es de interés público, y que con el Centro Nacional de Trasplantes deberá promoverse la cultura de la donación en coordinación con dependencias y entidades de la administración pública de la Ciudad de México.

“Implementar campañas de información coadyuvará a romper con los mitos que hay con relación al tema de donación de órganos y tejidos, consecuencia de la falta de información o de lo que erróneamente se piensa del proceso; lo que es, además, uno de los principales obstáculos para que las personas se conviertan en donadores voluntarios de órganos y tejidos”, comentó.