Miles de personas marchan contra la mafia en el sur de Italia

Miles de personas salieron hoy a las calles de varias ciudades del sur de Italia para marchar en el marco de la jornada nacional en memoria de las víctimas de las mafias.En Locri, en la sureña...

Miles de personas salieron hoy a las calles de varias ciudades del sur de Italia para marchar en el marco de la jornada nacional en memoria de las víctimas de las mafias.

En Locri, en la sureña región de Calabria y uno de los más importantes bastiones de la Ndrangheta, la mafia calabresa, unas 25 mil personas -una cifra sin precedentes- participaron en una marcha encabezada por el sacerdote Luigi Ciotti.

Fundador de Libera, la asociación nacional más importante de la sociedad civil contra las mafias y que fue la que convocó a la jornada de protesta, Ciotti dijo que Calabria “no acepta ser identificada con la Ndrangheta, la masonería y la corrupción”.

El cura aseguró sentirse orgulloso de ser considerado un “poli”, luego de que la víspera varias pintas anónimas aparecieron en Locri acusándolo de “ser un poli”.

“Más trabajo y menos polis”, era otra de las pintas.

“Hoy nos sentimos todos calabreses y todos polis”, declaró el fundador de Libera, quien llamó a compartir un proyecto de cambio “que debe ser unitario”.

“Estamos aquí porque tenemos una deuda con quienes han sido asesinados. No basta recordarlos, sino que es necesario fortalecer nuestro compromiso a través de una sociedad más justa y humana”, indicó.

Dijo que el cambio pasa por una mayor y mejor educación, un crecimiento cultural y una participación en la vida social.

“Si los derechos son tan débiles, ello se debe a que quienes deben defenderlos no lo hacen concretamente”, añadió.

A Locri llegaron el presidente del Senado, Pietro Grasso, así como las máximas autoridades políticas y eclesiásticas de Calabria.

Ciotti recordó que esa región, la más pobre de Italia, es la cuna de la civilización (por su pasado griego), pero que en ella la ilegalidad se ha enraizado y reforzado por culpa de una sociedad desigual.

“Las injusticias sociales son aliadas de nuestras omisiones”, sostuvo el sacerdote.

Por su parte, la viuda de un carabinero asesinado por la mafia desfiló con una pancarta con un mensaje en el que decía sentirse “muy orgullosa” de haberse casado con “un poli”.

Durante el acto también fue leída una lista con los nombres de las 950 víctimas inocentes de las mafias.

Otras marchas similares se realizaron en distintas ciudades del sur del país, que históricamente ha sido escenario del surgimiento y consolidación de las más importantes organizaciones mafiosas italianas, como Cosa Nostra (Sicilia), Ndrangheta (Calabria) y Camorra (Nápoles).