Gobierno revela deficiente calidad educativa en Argentina

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, denunció hoy que el país padece una crisis educativa evidenciada por una prueba que demostró que la mayoría de alumnos de educación básica no entiende...

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, denunció hoy que el país padece una crisis educativa evidenciada por una prueba que demostró que la mayoría de alumnos de educación básica no entiende textos básicos ni puede resolver sencillos problemas matemáticos.

"Los resultados son sorprendentemente malos, muy malos", dijo el mandatario al presentar el balance de la evaluación Aprender 2016 que permitió analizar la calidad del aprendizaje en primarias y secundarias.

Agregó que la meta de su gobierno es acelerar el proceso para que todos los niños accedan a la educación inicial, extender la jornada escolar a nivel nacional y lograr que en un plazo de 10 años por lo menos la mitad de los profesores sea bilingüe.

“Me desvela profundamente que podamos hacer una verdadera revolución educativa porque estamos fallando hoy en construir futuro para cientos de miles de chicos", dijo el presidente.

También anticipó que enviará al Congreso un proyecto de ley denominado "Plan Maestro" que promoverá marcos para las negociaciones salariales anuales de los maestros, programas de capacitación y mejoras en la infraestructura de las escuelas.

El Ministerio de Educación aplicó el año pasado, primero de la gestión macrista, las Pruebas Aprender en 31 mil escuelas públicas y privadas de todo el país y en las que participaron 963 mil 470 alumnos.

De acuerdo con los resultados, 46.4 por ciento de los alumnos de quinto y sexto año del secundario no comprende texto básicos y el 70.2 por ciento no puede resolver cuentas o problemas matemáticos sencillos.

Además, cuatro de cada diez alumnos tuvieron resultados negativos en ciencias naturales y en ciencias sociales.

La presentación de los resultados de las Pruebas Aprender se dio en el marco del conflicto docente que hay en la provincia de Buenos Aires, que es la más grande del país, ante la negativa del gobierno de incrementar salarios a los docentes acorde con la inflación.

Aunque el ciclo escolar comenzó hace dos semanas, en las escuelas públicas de la provincia sólo han habido dos días de clase, situación que se replica en múltiples centros educativos del país que están realizando paros de manera intermitente.

El presidente y la gobernadora de Buenos Aires endurecieron su posición ante las protestas que incluyeron una marcha nacional el 6 de marzo y comenzaron una campaña de desprestigio de la lucha de los maestros.

La tensión entre las autoridades y los sindicatos se mantiene durante esta semana, aunque ya hubo indicios de nuevas negociaciones para terminar con el conflicto.