Pequeñas empresas requieren de asesoramiento para evitar fracasos

El 85 por ciento de las pequeñas y medianas empresas (Pymes) que inician su camino empresarial sin asesoramiento tienden a fracasar en menos de 18 meses, señaló la Universidad Autónoma de Nuevo León...

El 85 por ciento de las pequeñas y medianas empresas (Pymes) que inician su camino empresarial sin asesoramiento tienden a fracasar en menos de 18 meses, señaló la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL).

La institución educativa expresó que ante la creciente y constante competencia del mercado actual es sumamente importante tener la mayor cantidad de información posible para que una empresa recién creada salga avante

El director del Centro de Incubación de Empresas y Transferencia de Tecnología (CIETT) de la UANL, Ricardo Gómez Flores, dijo que, contrario al porcentaje de las Pymes que fracasan por no poseer información sobre el medio en que han sido creadas, las empresas que se asesoran con profesionales se mantienen con un flujo positivo en el mercado.

Destacó que “más del 80 por ciento de las empresas que iniciaron con nosotros siguen vigentes, creciendo, y sus ganancias muestran números positivos”.

“Nosotros les damos las herramientas básicas para que puedan fundar sus propias empresas, ya que finalmente nuestra Universidad es moderna, y no solamente se basa en generar material humano, sino que se le entrena o capacita para que pueda tener una forma alterna de generar valor en esta sociedad”, añadió.

Creado en el 2005 con la intención de incrementar la presencia empresarial de los mexicanos y facilitar la creación de negocios en el País, el CIETT, es un referente del crecimiento de empresas en Monterrey, expresó.

Señaló que “este centro fue creado con la finalidad de estimular el emprendedurismo en los universitarios y estimular la generación de innovaciones para la protección de la creatividad de los estudiantes por diversas figuras jurídicas como las patentes”, aseguró el director de la dependencia universitaria.

El inmueble, detalló, cuenta con áreas de especialización, las cuales se dividen en área de propiedad industrial y propiedad intelectual y emprendedurismo; y además ofrece una incubadora de empresas que puede ser utilizada por universitarios y no universitarios y como transferencia de tecnología de la UANL a la industria.

“En la incubadora de empresas los apoyamos para que se capaciten en las diversas áreas que involucra el emprender o tener una empresa y que al cabo de un año las empresas se gradúen con la preparación que aquí reciben”, añadió.

Refirió que en las más de 20 oficinas del sitio pueden ubicarse las empresas en incubación, ya que el interesado puede ir a laborar en esas instalaciones e, incluso, puede instalar un consultorio o taller sencillo si la empresa así lo requiere.

Del CIETT, comentó, han salido más de 200 patentes en la UANL y la mayoría se encuentran vigentes y en uso.

Indicó que además, hoy en día se puede obtener un flujo más dinámico en cuanto a la generación de patentes que incluso el año pasado la Universidad fue líder en propiedad intelectual en México.

“Las personas que iniciaron con nosotros se van satisfechas y nos señalan que les fue de mucha utilidad el haberse capacitado en esta incubadora ya que les sirvió para fundar su empresa o bien consolidarla y hacerla despegar “, dijo.

Aseguró que "nuestro fin es apoyar a la economía del país, puesto que al tener una empresa creas empleo y ganancias, lo que se refleja en la economía total de México”.