Senadores de EU piden respaldo a John Kerry para la investigación del caso Ayotzinapa

  • Es el primer pronunciamiento del Poder Legislativo del vecino país en el tema.
  • La Secretaría de Relaciones Exteriores reconoció el interés y solidaridad de los legisladores.
  • Añadió que esta cooperación debe coordinarse por los canales pertinentes.

A través del presidente del comité de Relaciones Exteriores del Senado, Bob Menéndez, un grupo  de senadores demócratas y republicanos de Estados Unidos pidió al secretario de Estado, John Kerry, que haga "todo lo posible" para apoyar la investigación de los normalistas de Ayotzinapa.

Y advirtieron: "incluso, si se confirman nuestros peores temores, le pedimos ayudar al gobierno mexicano en sus esfuerzos para llevar a los responsables ante la justicia y para asegurar identificaciones positivas postmortem que permiten a las familias iniciar su proceso de duelo y alivio". Le pedimos ayudar al gobierno mexicano en sus esfuerzos para llevar a los responsables a la justicia

Según publica El Universal, en respuesta  la Secretaría de Relaciones Exteriores reconoció el interés y solidaridad de los legisladores norteamericanos, aunque recordó que la cooperación en materia de seguridad y justicia "se coordina por los canales pertinentes".

Se trata del primer pronunciamiento del Poder Legislativo de Estados Unidos desde que ocurrió el violento incidente el pasado 26 de septiembre.

"Es fundamental que Estados Unidos acompañe (a México) en estos esfuerzos para garantizar la justicia para los 43 estudiantes y para las decenas de miles de mexicanos que han desaparecido", señalan a través de una misiva.

Destacan que "en momentos en que el presidente Peña Nieto ha dado grandes pasos para reformar los sectores económico y energético de México, es imperativo que la atención también se centre en el fortalecimiento de la capacidad de investigación policial y forense de las autoridades mexicanas y su capacidad para servir a las víctimas de la delincuencia, la violencia y violaciones a los derechos humanos".

La carta aparece firmada por 13 senadores:  Richard Durbin, Ben Cardin, Tom Udall, Cristopher Coons, Tim Kaine, Patrick Leahy, Edward Markey, Dianne Feinstein, Christopher Murphy, Barbara Boxer y Cory Booker, demócratas y los republicanos Mark Kirk y Marco Rubio. Se esperaba conseguir el respaldo de 50 legisladores.