Toma de medicamentos y alimentación sana ayudan a controlar hipotiroidismo

Tener una alimentación sana y balanceada, así como tomar con todo cuidado los medicamentos podrán influir en el control eficaz del hipotiroidismo, indicó el instituto Mayo Clinic.En un comunicado...

Tener una alimentación sana y balanceada, así como tomar con todo cuidado los medicamentos podrán influir en el control eficaz del hipotiroidismo, indicó el instituto Mayo Clinic.

En un comunicado, se explica que el hipotiroidismo es una afección en la que la glándula tiroides no produce suficiente cantidad de ciertas hormonas importantes.

Aunque existan mitos alrededor de lo que se debe o no comer para garantizar la salud de la tiroides, en general no existe ningún alimento específico que se deba evitar cuando una persona padece esta enfermedad.

Las hormonas producidas por la tiroides, triyodotironina (T3) y tiroxina (T4), repercuten mucho sobre la salud y afectan en casi todos los aspectos del metabolismo.

También mantienen la velocidad con la que el cuerpo utiliza las grasas y los carbohidratos, ayudan a controlar la temperatura corporal, además influyen en la frecuencia cardíaca y permiten regular la producción de proteínas.

La glándula tiroides necesita yodo para producir T3 y T4, por lo que el consumo de suficiente cantidad de yodo es fundamental para la salud tiroidea.

Si bien es cierto que comer vegetales como col rizada, espinacas y brócoli, entre otras, puede restringir la captación de yodo por parte de la tiroides, la cantidad necesaria para lograr ese efecto es muy grande, mucho mayor a la que la mayoría de las personas comería y en mayor cantidad de lo que llevaría un licuado diario.

El efecto de estos vegetales es sobre la tiroides, esto significa que para alguien a quien le no funciona bien esta glándula y toma medicamentos para el reemplazo de la hormona tiroides, aunque comiese gran cantidad de éstos, no tendrían ninguna repercusión sobre la cantidad de esa hormona en su cuerpo.

Es importante  tener en cuenta que algunos alimentos, suplementos alimentarios y fámacos pueden interferir con la capacidad corporal de procesar el reemplazo de dicha hormona.

Para evitar problemas con la absorción, sugiere no tomar los medicamentos de la hormona tiroides con alimentos que contengan nueces, harina de soya o semillas de algodón; tampoco se debe tomar al mismo tiempo que un suplemento de hierro ni que una vitamina múltiple con hierro.

Mayo Clinic aconseja consultar con un especialista nutricional, en caso de que tenga dudas acerca de qué es lo que incluye una alimentación balanceada y sana, para evitar problemas con el padecimiento.