Pemex
Imagen de archivo de una empleada de Pemex. NOTIMEX

Un perito estadounidense dijo el jueves que una acumulación relativamente pequeña de gas metano habría sido la causa de la explosión en un edificio de la sede central de la petrolera estatal mexicana Pemex, aunque aún no se ha determinado de dónde llegó al lugar del estallido.

Brian Dunagan, de la empresa estadounidense SGS que participa en los peritajes de la explosión, dijo en rueda de prensa que una concentración de entre 5% y 10% de gas metano en el sótano en el que ocurrió la explosión habría sido suficiente para que una chispa o incluso electricidad estática (que se produce mediante el frotamiento de algunos materiales) provocara la explosión.

Con ese porcentaje de concentración, dijo, la gente no es capaz de notar la presencia del gas Con ese porcentaje de concentración, dijo, la gente no es capaz de notar la presencia del gas. Acompañado de funcionarios de Pemex, Dunagan refirió que aún se trabaja en determinar de dónde pudo provenir el gas metano, lo cual todavía tomará un tiempo no determinado.

Justo hace una semana una explosión en el complejo central de Pemex en la capital provocó la muerte de 37 personas tras desplomarse tres pisos de uno de los edificios.