Problemas entre comuneros complican combate a tala clandestina en Milpa Alta

El jefe delegacional en Milpa Alta, Jorge Alvarado Galicia, declaró que la tala clandestina es un problema de muchos años y su combate se ha complicado por problemas y enfrentamientos entre comuneros...

El jefe delegacional en Milpa Alta, Jorge Alvarado Galicia, declaró que la tala clandestina es un problema de muchos años y su combate se ha complicado por problemas y enfrentamientos entre comuneros.

Señaló que en esa demarcación hay una representación comunal que tiene muchos problemas, los cuales han afectado a la población y provocado que se suspendan los operativos, como sucedió el 16 de diciembre pasado. 

En ese sentido, refirió que en 2014 un grupo de comuneros ganó un amparo contra actos de gobierno, donde hicieron valer su derecho de disfrute o aprovechamiento sobre los troncos o árboles caídos.

Durante su comparecencia ante la Comisión de Administración Pública Local de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal(ALDF), insistió que esa situación ha impedido la intervención de las autoridades.

Resaltó que con el amparo han surgido aserraderos que operan los propios comuneros, quienes se culpan unos a otros de que bajo el pretexto de recoger árboles caídos, realizan poda ilegal de árboles verdes.

En el salón "Herberto Castillo" de la ALDF, aclaró que combatir la tala clandestina no es una competencia directa de la jefatura delegacional, porque están inmersos los tres niveles de gobierno.

Detalló que Milpa Alta está compuesta por 12 comunidades y más de 28 mil 800 hectáreas de suelo de conservación; de ese total, nueve mil 835 se destinan a actividades agrícolas en las que se basa la economía local. 

También indicó que se han hecho mil 91 recorridos de vigilancia ambiental e incluso se han realizado sobrevuelos en coordinación con la Secretaría de Seguridad Pública, para prevenir y detectar violación a la legislación ambiental.

Destacó que se tiene colaboración de la Policía Federal y cuando se han detectado presuntos ilícitos se han hecho las denuncias correspondientes ante las autoridades ambientales capitalinas y federales, así como ante el Ministerio Público. 

Asimismo, comentó que durante 2016 le aprobaron un presupuesto de mil 150 millones 119 mil 277 pesos, que fueron distribuidos en diferentes rubros como servicios personales, materiales y suministros, entre otros.