Presidente italiano revoca pena carcelaria a exagente de la CIA

El presidente italiano Sergio Mattarella concedió hoy la absolución parcial a la exagente de inteligencia estadunidense Sabrina de Sousa, sentenciada a siete años de cárcel por su participación en el...

El presidente italiano Sergio Mattarella concedió hoy la absolución parcial a la exagente de inteligencia estadunidense Sabrina de Sousa, sentenciada a siete años de cárcel por su participación en el secuestro en 2003 del eximán de Milán, Hassam Osama Nasr, mejor conocido como Abu Omar.

Por decisión del mandatario, De Sousa, quien estaba detenida en Portugal en espera de ser extraditada a Italia, quedó libre.

La condena de siete años de prisión que se le dictó en Italia fue reducida a cuatro gracias a la ley del indulto italiana, y con la absolución parcial se redujo a tres, lo que conllevó la revocación automática de su encarcelamiento.

De hecho, tras la firma de la iniciativa de Mattarella, el fiscal general de Milán, Antonio Lamanna, anuló la orden de ejecución de la pena emitida el 24 de septiembre de 2012.

“Sabrina de Sousa está en libertad porque le fue concedida la absolución con reducción de pena”, declaró a los medios el abogado de la exagente, Dario Bolognesi.

De Sousa debía ser extraditada mañana miércoles de Portugal a Italia, aunque en varias ocasiones su defensor había pedido a la autoridad italiana su absolución, concedida también a otros 22 miembros de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) estadunidense involucrados en el secuestro de Abu Omar.

La mujer dejó la CIA en 2009 y se trasladó a Portugal.

Su caso provocó problemas diplomáticos, pues era la primera exagente de la CIA detenida por su participación en una de las llamadas “extraordinary renditions” o secuestro de presuntos terroristas islámicos, autorizadas tras los atentados del 11 de septiembre de 2011 en Estados Unidos.

De Sousa, de 61 años, fue condenada en ausencia con otros 22 ciudadanos estadunidenses por el secuestro de Abu Omar, llevado a cabo el 17 de febrero de 2003, en una calle de Milán.

El exclérigo musulmán fue después transferido a Egipto, donde dijo que fue torturado, y permaneció en prisión hasta 2007.

“De Sousa solamente obedecía órdenes y ella ha criticado públicamente las 'extraordinary renditions'”, declaró Bolognesi.

En 2015, Mattarella ya había concedido la absolución al exjefe de la CIA en Milán, Roberto Seldon Lady, mientras De Sousa declaró que ella era sólo una agente de nivel menor que no tuvo ningún papel directo en el secuestro de Abu OMar

La mujer estaba bajo arresto en Portugal desde 2015, cuando intentó viajar a la India para visitar a su madre. Después presentó una instancia contra su detención ante los tribunales portugueses que habían concedido su extradición a Italia.