Publicación destaca aportación cultural de población afromexicana

La secretaria técnica del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Aída Castilleja González, destacó la vigencia cultural y política de los pueblos y comunidades afromexicanas.Durante...

La secretaria técnica del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Aída Castilleja González, destacó la vigencia cultural y política de los pueblos y comunidades afromexicanas.

Durante la presentación del libro "Afromexicanos: pertenencia y orgullo", editado por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), Castilleja González afirmó que el INAH es pionero en abordar este tipo de temas en el país.

En declaraciones difundidas por el Instituto, mencionó que hace 20 años se creó el Seminario de Estudios Afromexicanos, con el cual se busca visibilizar y valorar la historia y el presente de estas comunidades a través de investigaciones históricas y antropológicas en archivo y campo.

Señaló que esto ha permitido conocer más sobre el origen cultural de las personas que provenían del continente africano, sus condiciones sociales y económicas, así como a los movimientos de insurrección y de resistencia que desarrollaron los afrodescendientes.

Los estudios, añadió, dan cuenta de las características de estos pueblos desde sus festividades, como el fandango de artesa de la Costa Chica de Guerrero y Oaxaca, los carnavales de Coyolillo, celebrados en Actopan, Veracruz, hasta la gastronomía de la etnia de los mascogos en Coahuila, así como palabras de origen africano que se pueden encontrar en juegos y canciones.

La obra enmarca la importancia de esta población en el Decenio Internacional de las personas Afrodescendientes 2015-2024 promulgado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que exhorta a los países miembros a desarrollar acciones concretas en favor de este sector. 

En el acto celebrado en el Museo Nacional de Antropología, el presidente de la CNDH, Luis Raúl González,  indicó que el libro es una memoria gráfica que busca contribuir al esfuerzo de visibilización que el organismo realiza a favor de estas comunidades.

En ese sentido, las colaboraciones de expertos de organismos internacionales, académicos y líderes afrodescendientes abordan desde las perspectivas política, social, histórica y antropológica, los orígenes y la presencia en el continente americano y en otras partes del mundo, así como la necesidad  de reconocer sus aportaciones a la vida de los países.

Mientras que las imágenes plasman las características económicas, sociales y culturales de esta población así como sus formas de alimentación, subsistencia, infraestructura y características de sus viviendas, y el entorno medioambiental que los rodea.

Por su parte, María Elisa Velázquez, investigadora del INAH y vicepresidenta del Comité Científico del Proyecto Internacional La Ruta del Esclavo de la UNESCO, destacó que es necesario visibilizar a las poblaciones afrodescendientes, en particular en México.

Velázquez colabora en la publicación con dos artículos, en el primero titulado "Diez imágenes del pasado y presente", hace una revisión historiográfica de la presencia de personas de piel negra en diversos documentos como el Códice Azcatitlán y la obra pictórica de Juan Correa.

Y en el segundo texto, "El Centro Histórico de la Ciudad de México", alude a la declaración de este espacio como Sitio Memoria de la Esclavitud, promulgado el 23 de agosto de 2016, en el marco del Día Internacional del Recuerdo de la Trata de Esclavos y de su Abolición.

También destacan los textos de Zeid Ra’ad Al Hussein, Alto Comisionado para la Eliminación de Derechos Humanos, y de Pastor Elías Murillo, experto colombiano en temas sobre discriminación racial, además el volumen ofrece la visión de líderes de movimientos afromexicanos que han luchado por su reconocimiento como Sergio Peñaloza y Rosa María Castro.

El libro cuenta con el registro fotográfico de Edson Ayuso, Luis Jorge Gallegos, Rubén López, José Luis Martínez, Alfonso Serrano y Eloy Valtierra, cuyo trabajo muestra a personas de la región de la Costa Chica de Guerrero y Oaxaca, y expone entornos y circunstancias que viven las poblaciones afrodescendientes.