Deportación masiva, una repetición en la historia de EUA: catedrático

El gobierno del presidente estadunidense Donald Trump prepara una gran deportación de inmigrantes mexicanos, aunque no sería la primera vez que ocurre en Estados Unidos, aseveró hoy el académico...

El gobierno del presidente estadunidense Donald Trump prepara una gran deportación de inmigrantes mexicanos, aunque no sería la primera vez que ocurre en Estados Unidos, aseveró hoy el académico Armando Vázquez Ramos.

“Estamos viendo una repetición de la historia que se dio en la Gran Depresión, en la administración (Barack) Obama y ahora con Trump, quien ahora tipifica de manera generalizada a los indocumentados como 'bad hombre'”, dijo a Notimex el investigador de la Universidad Estatal de California en Cal State Long Beach.

“Lo que está preparando el presidente Trump es retomar la Gestapo de la época Nazi y sacar al mayor número de inmigrantes indocumentados mediante una policía migratoria”, apuntó el presidente y fundador del Centro de Estudios California-México.

Señaló que "aunque en el primer mes del gobierno de Trump la deportación de más de 10 mil indocumentados no se compara con lo que hizo el presidente Barack Obama en ocho años", agregó el académico.

“Sin duda, la administración Trump es la más amenazante -pero insistió- por ahora nada que ver con los más de dos millones de mexicanos y el medio millón de centroamericanos que deportó Obama en sus ocho años de gobierno”, agregó.

Vázquez Ramos recordó que en la década de los años 30 del siglo pasado el gobierno estadunidense trajo a cinco millones de inmigrantes mexicanos a trabajar en el ferrocarril y en los campos, y después por decisión del presidente Herbert Hoover fueron deportados más de dos millones.

“En esa acción, cientos de miles eran ciudadanos estadunidenses, muchos no hablaban español y fueron enviados a Mexico por una de las resoluciones más severas y violatorias de los derechos constitucionales”, indicó el experto en alusión a la deportación masiva ocurrida en la época de la Gran Depresión.

Señaló que en esa época las autoridades federales de Estados Unidos, así como ciertas entidades del sector privado de California y del país emprendieron un programa agresivo para expulsar a la fuerza a personas de ascendencia mexicana.

En aquella época, cinco millones de mexicanos fueron traídos a trabajar a Estados Unidos,  pero después y sólo en California unos 400 mil ciudadanos estadunidenses y residentes legales de ascendencia mexicana fueron forzados a salir del país.

Se calcula a nivel nacional que dos millones de ascendencia mexicana enfrentaron una relocalización forzosa y enviados a México. De ese total, un millón 200 mil eran ciudadanos nacidos en Estados Unidos.

“A lo largo de California,  incluyendo zonas en el centro de Los Ángeles, cerca de la Placita Olvera (...) se realizaron redadas masivas dirigidas a personas de ascendencia mexicana, quienes indiscriminidamente fueron calificadas como inmigrantes ilegales”, dijo.

“Pese a que eran ciudadanos estadunidenses o residentes legales, muchas de esas personas no pudieron regresar a Estados Unidos, negándoles su derecho a la libertad, a la búsqueda de la felicidad y del sueño americano", agregó.

“En aquella época les pagaban cinco centavos por cabeza, así que estas personas eran metidas a un tren y eran botadas en la frontera, por lo que se dieron abusos, redadas y arrestos generalizados que fracturaron a una sociedad”, recordó.

El 26 de febrero del 2012, la legislatura y el estado de California reconocieron el error y ofrecieron disculpas a todas las personas que fueron víctimas por la deportación forzada por este programa de repatriación.

Muy cerca de la calle Olvera, donde se fundó la ciudad de Los Ángeles se colocó un monumento como disculpa por las violaciones fudamentales, libertades básicas, derechos civiles y constitucionales cometidos durante aquella época.

 “Pero nunca ha habido una disculpa del gobierno de Estados Unidos. Ya ofrecieron una disculpa publica con la deportación de japoneses en otra época, pero esos fueron unos 120 mil, pero a los millones de inmigrantes mexicanos" todavía se les debe, sentenció Vazquez Ramos.

Respecto a la política migratoria de Trump, el catedrático señaló "ese señor está enfermo, es un caso totalmente perdido y va a seguir enfocado en echar abajo no sólo a México sino a cualquier país que pueda atropellar solo con presión política", apuntó.