Decir la verdad, enseñanza de "Un monstruo viene a verme"

Decir la verdad, aunque duela o pueda lastimar a alguien más, sobre todo un familiar, es la enseñanza de la novela "Un monstruo viene a verme", de Patrick Ness.La trama del libro en el que se basó...

Decir la verdad, aunque duela o pueda lastimar a alguien más, sobre todo un familiar, es la enseñanza de la novela "Un monstruo viene a verme", de Patrick Ness.

La trama del libro en el que se basó la película del mismo nombre es el largo proceso en el que "Conor", un muchacho de 13 años aprenderá al final de la trama cómo resolver lo que le causa su situación familiar.

Al niño que se encuentra a medio camino de la adolescencia le es recurrente un sueño: de la nada escucha unos gritos desgarradores y el viento agitado mientras en medio de la oscuridad se le escapan unas manos que buscan asirse a él.

Entonces "Conor" despierta agitado, espantado y no halla respuesta para explicar la pesadilla que recurrentemente invade sus sueños.

Vive en Inglaterra con su madre y cerca de ellos su abuela. Su padre se ha mudado con su nueva familia a Estados Unidos.

Para complicar más la situación, la madre de "Conor" tiene cáncer y se encuentra en tratamiento, lo que significa caída de cabello, agotamiento, vomito.

Ante su realidad, el menor parece autosuficiente y ejemplar: se prepara su desayuno solo, arregla sus cosas y es de lo más comprensivo con lo que vive su madre, confiado en lo que ella le dice, que su enfermedad responde al tratamiento que le es aplicado. El amor mutuo es abundante.

Por si no fuera poco, además el jovencito sufre en la escuela de "bullying" por parte de sus compañeros de salón "Harry", "Anton" y "Sully", de lo cual se guarda todo, lo que sorprende a su maestra.

Más le sorprende a "Lily", su vecina y compañera de salón, quien sale en su defensa aunque "Conor" la rechace de una manera dolorosa para ella.

En medio de esta situación, en los primeros minutos del día nuevo se le aparece “el monstruo”, un árbol castaño enorme, de gigantes proporciones que cambia de forma y tamaño a su libre albedrío.

Mientras el adolescente busca descubrir el significado de su sueño, el árbol milenario le dice que ha llegado a él para contarle tres historias después de las cuales "Conor" tendrá que contarle una cuarta, con "su" verdad.

Pero las historias que monstruo cuenta le suenan al niño inverosímiles, en donde las cosas no son lo que parecen ser y el final es de lo más fuera de lógica.

Es en la cuarta historia cuando el menor, en medio de la situación más difícil que vive con su mamá , su papá y su abuela, descubre que lo mejor es la verdad, aunque duela, pueda lastimar, pues en ella están los sentimientos más profundos, sinceros, reales.