Investigadora rescata obra de periodista y escritor del México decimonónico

Beatriz Lucía Cano Sánchez, investigadora del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), rescata en "Andanzas de un liberal queretano. Hilarión Farías y Soto", la vida y obra de este...

Beatriz Lucía Cano Sánchez, investigadora del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), rescata en "Andanzas de un liberal queretano. Hilarión Farías y Soto", la vida y obra de este periodista y escritor de costumbres del México decimonónico.

El libro editado por el INAH, se presentó en la 38 Feria Internacional del Libro del Palacio de Mineria (FILPM), en el que se aborda la importancia de Hilarión Frías y Soto (1831-1905) en la historia del país.

Frías y Soto destacó dentro del debate público, la literatura, la docencia, la política y la historiografía en México; sin embargo, al ser contemporáneo de otros grandes personajes como Vicente Riva Palacio e Ignacio Manuel Altamirano, la crítica se centró poco en él.

Cano Sánchez, investigadora de la Dirección de Estudios Históricos del INAH y autora de la publicación, afirmó que el texto pretende “presentar un amplio panorama de la vida y obra de un hombre que no ha sido colocado en el sitio que le corresponde dentro de la historia política y literaria del México del siglo XIX”.

Desde los periódicos de la época y sus obras literarias, Frías y Soto, médico queretano que se decantó por la escritura de la historia política y literaria, criticó los excesos de la sociedad, al sistema político, a las instituciones, e incluso a la mujer, explicó la autora, de acuerdo con declaraciones difundidas por el INAH. 

“En sus textos encontramos esa dicotomía de la época, por una parte, el progresismo en sus ideas políticas y propuestas legislativas, como su ley del divorcio y, por el otro, su conservadurismo ligado al catolicismo”, dijo.

Por su parte, Helia Bonilla, historiadora del arte por la UNAM, destacó el trabajo que realizó Cano Sánchez para situar y reconstruir, 150 años después, “la trayectoria vital de un personaje relativamente menor”.

Destacó que Cano Sánchez aborda la biografía de Frías y Soto desde varios puntos como la trascendencia de su familia para su tierra natal, Querétaro, su trayectoria política, periodística y literaria, el análisis de sus novelas y el de sus escritos históricos.

Rogelio Jiménez, investigador en la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla y especialista en historia moderna y contemporánea de México, señaló que en el libro hay tres grandes líneas que constituyen un legado para la historiografía.

La primera corresponde al papel político que desempeñó Frías y Soto, quien se relacionó con personajes clave durante momentos importantes de la historia, como Maximiliano de Habsburgo (1832-1867), Sebastián Lerdo de Tejada (1823-1829) y Bernardo Reyes (1850-1913).

La segunda es su faceta literaria, escribió novelas de índole social, en las que cuestiona los males de la sociedad y las cuales permanecen prácticamente inéditas, pues se publicaban por entregas en periódicos, como era costumbre en el siglo XIX.

La tercera son sus escritos históricos, Frías y Soto es uno de los iniciadores de la escritura del pasado inmediato, tradujo textos europeos que cuestionaban lo sucedido en México al proclamarse el triunfo de la República.

“Esta faceta ha sido poco explorada por la historiografía, porque siempre se piensa en Riva Palacio o en personajes como Altamirano, y no se voltean a ver escritos como los que la autora ha rescatado en este libro”, apuntó Jimenez.