Alesso y The Chainsmokers cierran con broche de oro Festival EDC México 2017

Una descarga de beats lanzaron los cerca de 60 artistas electrónicos que se presentaron en la segunda jornada del Festival EDC México 2017, que culminó con los espectáculos de los productores Alesso...

Una descarga de beats lanzaron los cerca de 60 artistas electrónicos que se presentaron en la segunda jornada del Festival EDC México 2017, que culminó con los espectáculos de los productores Alesso y The Chainsmokers.

De nueva cuenta, un total de 100 mil personas acudieron este domingo al Autódromo Hermanos Rodríguez para vivir esta experiencia. Durante este maratónico encuentro, que en los dos días tuvo una duración de 24 horas, los asistentes se mostraron alegres, por entrar a este evento, que ofreció un gran abanico de atracciones.

Este domingo, el público de todas las edades, en su mayoría jóvenes de entre 16 a 25 años, aproximadamente, ahorraron toda su energía para el final de este festín y disfrutar del show de los “headliners”.

Por ejemplo, con Alessandro Lindblad, mejor conocido como Alesso los chavos se acercaron al Kinetic Field, el escenario principal de este encuentro, para escuchar y bailar al ritmo de Dj sueco.

Durante 90 minutos, el anfitrión considerado como el disk jockey número 20 del mundo, derrochó talento en la plataforma que tuvo como producción juegos de luces, destellos de humo y muchos clips tridimensionales en pantallas.

Su sencillo “Take my breath away”, fue de los primeros que hizo sonar ante su audiencia eufórica, la cual permaneció tanto en la pista de baile, como en las áreas verdes o en los bares que se colocaron a los costados.

No podían faltar temas como “Heroes”, “Cool”, “I wanna know”, “If I lose myself”, con el que los presentes movieron las caderas, algunas chicas estaban en hombros, otras bailaban desenfrenadamente al calor de la noche.

Esta misma adrenalina continúo con el dúo neoyorkino The Chainsmokers, que cerró con broche de oro este festival, pasadas las dos de la mañana.

“Nos encontramos muy emocionados de estar aquí en la Ciudad de México”, dijo el grupo que interpretó melodías como “Roses”, “#Selfie”, “Don't let me know”, entre otras.

Mientras que algunos ponían atención a lo que pasaba en el entarimado, otros preferían subirse a los juegos mecánicos que habían alrededor, como el “Wild mouse”, que consiste en una pequeña montaña rusa.

O también las sillas voladoras llamadas “Extreme swing”, la rueda de la fortuna: “Galáctica”, entre otros que estaban cerca de áreas de comida y de actividades de los patrocinadores, en donde cualquiera se podía pintar la cara, decorar gorras, hacer penachos o ganarse pulseras brillantes.

Aunque la mayoría eran adolescentes y adultos, también hubo algunos niños, quienes escucharon la música del escenario móvil “Boom box artcar”, en forma de radiograbadora gigante, en donde estuvo Perfect Strangers, Vertical Mode, por mencionar algunos.

El dúo Sasha & John Digweed convocaron a gran número de espectadores en el Neon Garden, el único lugar techado, donde también estuvieron Guy Gerber, Yousef, Cutsnake, Sluggers, Jason Bentley y Tinitun.

Los fuegos artificiales se pudieron ver no sólo en el escenario principal, sino también en el Wasteland, decorado con varios grafittis, con música de Zomboy y Delta Heavy.

Al otro extremo, en el Dos equis Stage sonaron artistas latinos, que incluyeron además de electrónica, quebradita, reggaetón y hip hop.