Irán prueba misiles durante maniobras navales en aguas del sur del país

Irán probó hoy con éxito el lanzamiento de dos misiles de fabricación nacional y diseñados para atacar barcos de guerra, en el marco de sus maniobras militares “Velayat 95” en aguas del sur del país...

Irán probó hoy con éxito el lanzamiento de dos misiles de fabricación nacional y diseñados para atacar barcos de guerra, en el marco de sus maniobras militares “Velayat 95” en aguas del sur del país, cuyo objetivo es defensivo y para mostrar la destreza militar del país.

Se trata del misil de crucero Nasir y del misil guiado por láser Dehlavivey, los cuales alcanzaron su objetivo de manera satisfactoria, precisó el ministro iraní de Defensa, el general de brigada Hosein Dehgan, citado por la agencia de noticias de su país FARS.

Indicó que el Nasir, disparado desde un barco de guerra, dio en el blanco con "máxima precisión", mientras el otro misil llamado Dehlavivey, guiado con láser, también fue probado con éxito, sin embargo no ofreció datos sobre su alcance y poder de ambos.

La Marina de Irán comenzó ayer domingo sus maniobras militares denominadas “Velayat 95” que incluyen la participación de destructores misilísticos, submarinos y drones, en una zona de dos millones de kilómetros cuadrados que abarca el estrecho de Ormuz, el sur del mar de Omán y el norte del Océano Índico.

Estas maniobras navales se llevan a cabo en un momento de escalada de la tensión con Estados Unidos, cuyas autoridades han impuesto sanciones contra Irán después de que Teherán probó un misil balístico a fines de enero pasado.

Estados Unidos impuso sanciones a Teherán por el lanzamiento del misil, que considera una violación de las resoluciones de las Naciones Unidas y de los compromisos derivados del acuerdo nuclear alcanzado con las grandes potencias.

Irán niega estar violando las resoluciones y el acuerdo nuclear, pues alega que la prueba de misiles sirven solamente para la defensa de las fronteras nacionales y no suponen una amenaza para otros países.

En los últimos años, la Fuerza Naval de Irán ha incrementado su presencia en las aguas internacionales para proteger las rutas navales y proporcionar seguridad a sus buques mercantes y petroleros.