Dos alemanes reciben cadena perpetua por matar a una persona en arrancón

Por primera vez en Alemania se emitó una condena de prisión a cadena pertura contra dos automovilistas que jugaron carreras en una de las mayores avenidas de Berlín y causaron la muerte de una...

Por primera vez en Alemania se emitó una condena de prisión a cadena pertura contra dos automovilistas que jugaron carreras en una de las mayores avenidas de Berlín y causaron la muerte de una persona.

Es la primera vez que en un caso así se sentencia a la pena de cadena perpetua. Los jueces señalaron que no se trataba de mostrar dureza.

La ley no hizo diferencias entre los dos responsables del delito sino que a ambos se les condenó por igual. Los sentenciados tienen 25 y 28 años.

En la competencia, ocurrida el 1 de febrero de 2016, se pasaron varios semáforos en rojo. Uno de ellos chocó contra un jeep y su ocupante, un jubilado de 69 años, quien murió a causa del impacto, cumpliría años el miércoles próximo.

Llevaban una velocidad de entre 148 a 160 kilómetros por hora en una zona muy transitada de Berlín, la Kudamm, la principal avenida en el occidente.

El conductor que murió durante el accidente venía de una calle lateral y cuando el semáforo se puso en verde, entró en esa arteria vial. La parte frontal del jeep quedó deshecha y ninguno de los dos individuos que protagonizaron el arrancón resultó herido.

Los abogados de los dos conductores del arrancón informaron que van a pedir la revisión de la sentencia.

La parte acusadora argumentó que si bien los dos hombres no habían tenido la intención de matar a alguien, con el arrancón tomaron en cuenta que podían causar la muerte de alguien. Esa figura penal se denomina intención condicionada.

La defensa, por su parte, había propuesto que se declarara a uno de ellos de asesinato por negligencia, y para el otro pidió libertad bajo caución. Los abogados pusieron asimismo de relieve que los dos individuos no habían actuado movidos por la intención de matar.

Declararon que a los dos conductores “no les pasó por la cabeza la idea del riesgo".

Durante el juicio, una sicóloga testificó que uno de ellos no tenía conciencia de culpa, ya que "se sobreestima de manera masiva"; además el individuo le dijo que para él, se trataba "de ganar la carrera y de esa forma sentirse bien con su ego".

La condena de prisión de por vida en Alemania significa pasar por lo menos 15 años en la carcel. Una vez pasado ese tiempo, los abogados pueden interponer solicitud de revisión para cambiar esa pena por libertad bajo fianza.

Los sindicatos de la policía alemana expresaron este lunes su acuerdo con la setencia, porque ir a esa velocidad en una arteria vial y pasarse varios semáforos en rojo se está tomando en consideración que puede matarse a alguien.