Princesa Diana transformó su imagen hasta convertirse en un ícono

La BBC transmitió un documental sobre la transformación pública de la princesa Diana en el marco del XX aniversario de su trágica muerte en un accidente de auto en París, el 31 de agosto de 1997.El...

La BBC transmitió un documental sobre la transformación pública de la princesa Diana en el marco del XX aniversario de su trágica muerte en un accidente de auto en París, el 31 de agosto de 1997.

El documental “Diana: diseñando a una princesa” cuenta la historia de los vestidos que portó a lo largo de casi 30 años y que al final de su vida la convirtieron en un ícono de la moda.

Transmitido en la cadena británica BBC 2, la periodista de Arte y Cultura Brenda Emmanus mostró la elegancia y buen gusto con los que Diana se presentaba lo mismo en banquetes de Estado, galas nocturnas o eventos caritativos.

Diana usó el poder de la moda como un medio de comunicación y modo de expresión y confió en un pequeño grupo de diseñadores para moldear la imagen de una princesa del siglo XX, señala el documental.

La biógrafa de Diana, Sarah Bradford, dijo que en un inicio la joven “Diana no seguía la moda para nada y en las primeras fotografías se veía con estilos muy rústicos, lo que sus contemporáneos de su clase social vestían: de manera modesta y bonita.”

Los diseñadores ayudaron a transformar la imagen de una joven tímida de 19 años de edad a convertirse en la británica mejor vestida de todos los tiempos.

Nacida en el seno de una familia aristocrática inglesa, Diana Spencer conoció por primera vez al príncipe Carlos en 1977 y su muy publicitada boda se realizó el 29 de julio de 1981.

En 1980 la imagen de Lady Di salió a la luz pública tras conocerse su relación con el príncipe heredero, y durante casi tres décadas la prensa sensacionalista documentó cada paso de la princesa desde su noviazgo con el futuro rey hasta su muerte.

A los 18 años Diana se mudó a un departamento en la exclusiva zona de Kensington de esta ciudad, donde trabajó brevemente como asistente en un jardín de niños.

El documental revela que hasta ese entonces su guardarropa consistía en “un vestido, una blusa y unos zapatos” y el resto “lo tomaba prestado de sus compañeras de departamento”.

Para el anuncio de su compromiso con el príncipe Carlos, Diana eligió un traje sastre azul de la lujosa tienda Harrods y la prensa se mostró decepcionada al verla vestida más como “una política que como una princesa”.

“Era un poco puritana. Tal vez el Palacio quería que se viera puritana. No hubiera estado bien que se casara con el joven príncipe vestida como Zsa Zsa Gabor”, señaló el especialista en moda, Colin McDowell.

Su estilo fue evolucionando con la ayuda de diseñadores como la pareja conformada por David y Elizabeth Emanuel que elaboraron su primer vestido de gala negro, un color que rompió con el protocolo de la realeza que solo se viste de negro cuando está de luto.

Los jóvenes diseñadores fueron también los encargados de elaborar el famoso vestido de cuento de hadas de la boda de Lady Di con el príncipe Carlos.

El diseñador de la realeza, David Sassoon, fue el encargado de crear los vestidos en la siguiente fase de la joven princesa: un estilo romántico con olanes y encajes, “suave y muy femenino”.

Durante la década de los 80 la princesa se alejó del estilo romántico para experimentar con diseños holgados, hombreras, y “fue el primer miembro de la realeza en usar pantalones y dejar los guantes blancos”, recordó Sassoon.

Sin embargo, fue Victor Edelstein el que diseñó uno de los vestidos más emblemáticos conocido como “el vestido de Travolta” con el que Diana bailó en la Casa Blanca del brazo de John Travolta en 1985.

Una de las diseñadoras predilectas de la princesa fue Katherine Walker, quien diseñó más de mil piezas para la princesa Diana con un estilo moderno y elegante, inspirada en la vestimenta de la realeza de hace 100 años.

En los 90 Diana reestructuró su guardarropa a uno más sencillo y moderno para realizar su trabajo caritativo en hospitales, hospicios y causas humanitarias como las minas antipersonal y la lucha contra el Sida.

Tras el anuncio de su separación del príncipe Carlos, Lady Di apareció en público con un atrevido vestido negro que revelaba sus hombros y torneadas piernas.

Una vez que Lady Di se divorció y se alejó de la monarquía, el diseñador Jacques Azagury diseñó los vestidos de los últimos años de su vida con un corte moderno y atrevido.

Azagury reveló que tenía preparado para Diana un nuevo vestido con un escote pronunciado para el estreno de una película a su regreso de París, “pero tristemente nunca volvió”.

“Hicimos la última prueba antes de que se fuera a París. Era probablemente el vestido más atrevido... pero tristemente nunca regresó”, concluyó.

A pesar de que la princesa Diana cometió errores de moda durante su larga carrera pública, la gente la recuerda como una de las mujeres mejor vestidas y más fotografiadas del planeta.