Famsa alista plan para seguir creciendo

Luego del proceso de reestructura para fortalecer sus finanzas, la cadena Famsa alista de nuevo un crecimiento, con la inyección de mil 375 millones de pesos de la venta de unidades, para disminuir...

Luego del proceso de reestructura para fortalecer sus finanzas, la cadena Famsa alista de nuevo un crecimiento, con la inyección de mil 375 millones de pesos de la venta de unidades, para disminuir el pasivo de la compañía, además de una estructura más esbelta que le permita ahorros mensuales de 20 millones de pesos.

De acuerdo con el director de Finanzas de la empresa, Abelardo García Lozano, están en un proceso de monetizar parte de las tiendas que forman parte de la garantía a uno de sus accionistas, con la escrituración de ocho sucursales que se venderían a un tercero y arrendárselas, con un valor de 570 millones de pesos.

Dichos recursos permitirían disminuir el pasivo de la compañía, "adicionalmente hay otro paquete de siete propiedades que están un avance muy alto de negociación, con un monto de 805 millones de pesos, que también en su momento se estarían aplicando para el mismo fin, con esto se busca dejar una posición mucho más sólida en términos financieros”, comentó.

El directivo expuso en entrevista con Notimex que han diseñado un replanteamiento a su estructura para hacerla mucho más esbelta y ágil, con lo cual buscamos ahorros para 2017 de alrededor de 20 millones de pesos mensuales; además de un crecimiento en ventas de entre 4.8 y 5.3 por ciento; mientras que un avance en el Uafida de entre 8.7 y 12.8 por ciento.

Expuso que el objetivo de la estrategia es consolidar las unidades con las que cuentan actualmente, por lo que no tienen planteado abrir sucursales para 2017 y estarán enfocado en la operación para mejorar la rentabilidad.

“En 2017 queremos consolidar la operación y seguramente cuando demos la guía de 2018 podamos considerar algunas aperturas”, afirmó.

El director de Finanzas de Famsa destacó que también se han enfocado en mejorar el desempeño en el portafolio de crédito de la empresa, a través de descuentos vía nómina, además deficiencias en operación para poder cumplir con esta guía.

De hecho, resaltó que el índice de morosidad de los últimos 12 meses ha mejorado de 9.8 a 8.5 por ciento, sin embargo a 24 meses la mejora es una sustancial, lo que les permite tener un portafolio de crédito más sano.

“Es un entorno complejo el de 2017, por lo que estamos haciendo estas acciones para estar listos para enfrentar cualquier dificultad, pero pareciera no haber signos de desempleo, por lo que el consumidor no tendría por qué limitar sus compras”.