Morirá en Suiza italiano defensor de la eutanasia

Un italiano ciego y terapléjico que había pedido al presidente Sergio Mattarella acelerar la aprobación de una ley sobre la eutanasia, anunció hoy que se encuentra en Suiza, donde el suicidio...

Un italiano ciego y terapléjico que había pedido al presidente Sergio Mattarella acelerar la aprobación de una ley sobre la eutanasia, anunció hoy que se encuentra en Suiza, donde el suicidio asistido es legal, para morir.

“Estoy finalmente en Suiza a donde he llegado, desgraciadamente, con mis propias fuerzas y no con la ayuda del Estado”, anunció por Twitter Fabiano Antoniani, de 39 años de edad, mejor conocido como DJ Fabo, porque hasta antes de quedar invalido trabajaba como disck jockey.

En el mensaje, enviado a través de la asociación Luca Coscioni, favorable a la legalización de la eutanasia en Italia, agradeció a Marco Cappato, tesorero de esa organización, por haberlo acompañado al país helvético.

La asociación informó que DJ Fabo se encuentra en una clínica suiza -cuyo nombre no fue revelado- para recibir el suicidio asistido y que este lunes será sometido a una consulta médica y psicológica después de la cual podría ser confirmada su voluntad de morir.

En Italia Cappato podría ser sentenciado hasta a 12 años de cárcel, por “haber asumido la responsabilidad” de acompañar a Antoniani a morir en Suiza, declaró a la emisora televisiva SkyTG24 la secretaria de la asociación Luca Coscini, Filomena Gallo.

Denunció que muchos enfermos terminales italianos se ven obligados a emigrar para obtener la eutanasia, lo que consideró discriminatorio también desde el punto de vista económico, pues cada uno se ve obligado a desembolsar unos 10 mil euros de costos.

“En Italia la libertad de elección es violada. Las contínuas posposiciones en el Parlamento de la ley sobre el testamento biológico ponen en evidencia una falta de voluntad política para reconocer los derechos de las personas”, dijo el escritor Roberto Saviano a través de Facebook.

Añadió que “hacer imposible la eutanasia significa violar el derecho más importante: el de decidir la propia vida y poner fin al propio dolor”.

El caso de Antoniani ha abierto la enésima polémica en Italia sobre la eutanasia, mientras en el Parlamento están detenidas seis propuestas de ley que deberían confluir en una única normativa en la materia.

Asimismo, está en análisis otra iniciativa legislativa sobre el llamado Biotestamento, o derecho de cada individuo a dejar escrita su voluntad respecto a aceptar o no terapias en caso de que llegase a encontrarse en una situación de incapacidad por enfermedades o lesiones traumáticas irreversibles e invalidantes.

En un video divulgado el mes pasado, DJ Fabo, que habló con un sintetizador de voz, pidió la ayuda de la asociación Luca Coscioni para llegar “al corazón de la política” y obtener el derecho a morir.

Dijo sentirse humillado por su condición “insportable”, inmóvil y en la oscuridad, consciente de que la misma podría durar decenios.

“La eutanaia es una cuestión que todas las naciones civilizadas deben afrontar, ante la cual antes o después todo país debe cuestionarse y dar respuestas”, declaró Beppino Englaro, padre de Eluana Englaro.

El hombre combatió legalmente por años para obtener el derecho -ejecutado en 2009- de desconectar a su hija, en coma ireversible durante 17 años, de la maquinaria que la mantenía con vida.