Desigualdad y pobreza, deudas que deben saldarse con urgencia: Narro Robles

La Carta Magna es el sustento para diseñar las instituciones que promueven la convivencia civilizada, sin embargo, aún existen deudas sociales que deben saldarse con urgencia como la desigualdad...

La Carta Magna es el sustento para diseñar las instituciones que promueven la convivencia civilizada, sin embargo, aún existen deudas sociales que deben saldarse con urgencia como la desigualdad “ofensiva” y los “dolorosos” niveles de pobreza que no son compatibles con el progreso verdadero.

Así lo afirmó el secretario de Salud, José Narro Robles, al entregar este domingo al gobernador de Zacatecas, Alejandro Tello Cristerna, el facsimilar de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos de 1917 como un símbolo de unión de los mexicanos y nuestra entidad.

En representación del presidente Enrique Peña Nieto, comentó que estos problemas son estructurales y de futuro, no coyunturales y tampoco del presente. “Es el momento adecuado para reformular lo que sea necesario, tomar medidas y enfrentar los grandes desafíos para construir un futuro mejor”, expresó.

En la ceremonia realizada en el Palacio de Gobierno, el funcionario federal pidió atreverse a pensar en grande, fijar objetivos de largo alcance, convocar a la unidad y no contribuir al encono o la división porque nuestro país tiene la capacidad y los recursos para superar problemas actuales y ancestrales.

Subrayó que México requiere hoy mayor esfuerzo y, ante esto, llamó a responder con responsabilidad y de cara al porvenir, en unidad y dejando de lado las “divisiones inútiles”.

En ese sentido, el secretario Narro Robles instó a la población a honrar el pasado y prepararse para cambiar, avanzar y disfrutar del México que heredaron los Constituyentes de 1917.

En su oportunidad, el mandatario estatal resaltó que el espíritu constitucional de justicia social permanece vigente y corresponde, tanto al Estado como a la sociedad velar siempre que se mantengan esos equilibrios.

Refirió que la Constitución Política es la piedra angular de las relaciones sociales y de los equilibrios en nuestro país, y dejó claro que al resguardar la historia se protege nuestra identidad como parte de una nación, cuya vida política se estructura en torno a este documento.

El facsimilar entregado será depositado para su custodia y exhibición permanente en las Salas de Historia del Palacio de Gobierno de la capital zacatecana, recinto que hace 150 años albergó durante varios días al presidente Benito Juárez García y parte de su gabinete, donde despacharon diversos asuntos de la nación.