Rusia libera a opositor Ildar Dadin tras ser anulada su pena

El activista opositor Ildar Dadin, condenado a dos años y medio de prisión por una serie de protestas pacíficas que protagonizó contra el gobierno, fue liberado hoy, cuatro días después de que su...

El activista opositor Ildar Dadin, condenado a dos años y medio de prisión por una serie de protestas pacíficas que protagonizó contra el gobierno, fue liberado hoy, cuatro días después de que su sentencia fue anulada por el Tribunal Supremo de Rusia.

Tras su liberación de una cárcel del sur de Siberia, Dadin dijo a la prensa: “Seguiré luchando contra este régimen fascista de (el presidente Vladimir) Putin para que se cumplan los derechos humanos, como en el mundo civilizado".

Dadin salió este domingo de la cárcel en la remota región de Altai, en el sur de Siberia, después de que los documentos del Tribunal Supremo (sobre su liberación) llegaron a la prisión donde cumplía su pena, informó la Dirección Federal de Instituciones Penitenciarias.

El Tribunal Supremo de Rusia ordenó el pasado 22 de febrero la liberación inmediata de Dadin, en virtud de un reciente dictamen del Tribunal Constitucional, que estableció que la polémica normativa puede aplicarse sólo cuando las faltas administrativas supongan un "peligro para los ciudadanos o el orden público".

Dadin fue condenado en diciembre de 2015 a tres años de prisión por acumular más de dos faltas administrativas durante mítines y manifestaciones en el lapso de 180 días, sin embargo la pena fue reducida a dos años y medio tras ser recurrida.

El opositor, de 34 años de edad, fue la primera y única persona que fue encarcelada en aplicación del nuevo artículo 212.1 del código penal ruso de 2014, que penaliza las manifestaciones, aprobada por el gobierno tras las grandes protestas contra el Kremlin.

En noviembre pasado, Dadin denunció que había sido torturado cuando estaba en una prisión del noroeste del país, por lo que las autoridades lo cambiaron de penal a pesar de rechazar las acusaciones.

En esta nación, las leyes para manifestarse son muy estrictas y requieren que las personas soliciten permiso a las autoridades antes de realizar cualquier acto de protesta.