ISSSTE aumenta 200 por ciento más las pruebas de antígeno prostático

El Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) aumentó a más de 200 por ciento las pruebas rápidas de antígeno prostático en beneficio de 230 mil afiliados...

El Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) aumentó a más de 200 por ciento las pruebas rápidas de antígeno prostático en beneficio de 230 mil afiliados, pues el cáncer de próstata es curable cuando es detectado a tiempo.

Al respecto, el coordinador del Comité de Cáncer de Próstata del Centro Médico Nacional (CMN) “20 de Noviembre”, Alejandro Alías Melgar, llamó a sus congéneres: “es hora de que los hombres nos quitemos de prejuicios y asumamos la responsabilidad del autocuidado de nuestra salud”.

En el marco de la campaña “Febrero, Mes de la Salud del Hombre”, el también miembro del Comité de Cirugía Robótica del mismo hospital, exhortó además a la población masculina a tomar medidas preventivas para protegerse contra esta enfermedad.

Esto porque las estadísticas indican que en el ISSSTE fallecen más hombres por cáncer de próstata (23.3 por cada 100 mil) que mujeres por cáncer de mama (15.7 por cada 100 mil) o cáncer de cuello uterino (6.5 por cada 100 mil).

El urólogo recomendó crear el hábito al que alude el hashtag de la campaña de #YoSoyHombreYMeCuido y acudir cada año a consulta con su médico familiar para que les haga un examen de sangre del antígeno prostático y les realice una exploración rectal.

Aseguró que “la prueba de sangre no excluye al tacto, la combinación de ambas pruebas es el estándar de oro en eficacia diagnóstica presuntiva del cáncer de próstata”.

Alías Melgar afirmó que la prueba del antígeno prostático por sí sola tiene una asertividad de presunción diagnóstica de 33 por ciento y, combinada con la exploración rectal de la próstata en la que se perciben cambios en la forma, tamaño y consistencia de esta glándula, la certeza del diagnóstico aumenta a 67 por ciento.

Recordó que entre los factores de riesgo están la genética y la edad avanzada, pues dos de cada 10 hombres desarrollan cáncer de próstata después de los 80 años, y sugirió hacerse una revisión anual a partir de los 40 años de edad.

Con las estrategias emprendidas, agregó, el ISSSTE logrará invertir gradualmente la tendencia de las detecciones de cáncer de próstata en las instituciones públicas de salud, la cual es ahora de 70 por ciento en etapas avanzadas y 30 en etapas tempranas.