Miles de rusos marchan para honrar memoria de opositor asesinado

Más de 15 mil personas marcharon hoy por el centro de Moscú para clamar justicia y honrar la memoria del líder opositor Boris Nemtsov, asesinado a tiros hace dos años cerca del Kremlin cuando paseaba...

Más de 15 mil personas marcharon hoy por el centro de Moscú para clamar justicia y honrar la memoria del líder opositor Boris Nemtsov, asesinado a tiros hace dos años cerca del Kremlin cuando paseaba por un puente acompañado de su novia.

La multitud exigió una investigación completa del asesinato de Nemtsov, del que han sido acusados varios chechenos, aunque no se ha llegado a saber quién fue el autor intelectual.

“Nos hemos reunido aquí para exigir justicia. No solo para que juzguen a los responsables directos, sino también a quienes lo organizaron", dijo el activista opositor y organizador de la marcha, Ilya Yashin.

Durante la marcha, los asistentes portaban carteles con mensajes como “¿Quién lo ordenó?", "Héroe de Rusia", "Rusia será libre", "Con Putin no hay Rusia" y "Nuestra última oportunidad es la calle".

Otras leyendas exhibidas en las pancartas fueron "Venceremos pese a todo", "Libertad para los presos políticos ucranianos" y "La televisión rusa es un arma de terror informativo", sin embargo la policía quitó los carteles a los manifestantes, quienes pese a ello siguieron su marcha al grito de "¡Rusia sin Putin!".

Al frente de la protesta estuvieron los líderes del partido PARNAS, al que pertenecía Nemtsov, entre ellos el ex primer ministro Mijail Kasyanov y otros destacados dirigentes de la oposición rusa.

Al término de la marcha, los manifestantes se dirigieron al puente donde fue asesinado Nemtsov, a muy pocos metros del Kremlin, para depositar flores en el lugar de la tragedia.

El pasado 3 de octubre el Tribunal Militar de Moscú abrió el juicio contra los cinco chechenos acusados de matar a tiros a Nemtsov, pero familiares y seguidores de Nemtsov consideran que será imposible hacer justicia mientras en el banquillo de los acusados no estén los organizadores.

La oposición acusa abiertamente al presidente Vladimir Putin de crear el clima de odio que motivó el asesinato de Nemtsov, quien había acusado al jefe del Kremlin de desplegar tropas en el este de Ucrania y de corrupción al organizar los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi en 2014.

Cerca de la medianoche del 27 de febrero de 2015, el férreo opositor al gobierno se encontraba caminando con su novia sobre un puente cercano al Kremlin, cuando un grupo de desconocidos armados bajó de un automóvil y disparó por la espalda a Nemtsov.