Destacan honestidad intelectual de Luis González de Alba

El movimiento estudiantil de 1968 fue una obsesión para Luis González de Alba (1944-2016), suceso ante el que guardó honestidad intelectual, comentaron Rosa Albina Garavito, José Woldenberg y Raúl...

El movimiento estudiantil de 1968 fue una obsesión para Luis González de Alba (1944-2016), suceso ante el que guardó honestidad intelectual, comentaron Rosa Albina Garavito, José Woldenberg y Raúl Trejo Delarbre.

Al participar en la Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería (FILPM) en la presentación del libro “Tlatelolco, aquella tarde”, de González de Alba, también dirigente del movimiento, destacaron que a las luchas de esos años se deben muchas de las libertades que hoy se gozan.

Garavito dijo que el 68 fue para él un tema no cerrado, era su responsabilidad histórica; siempre luchó a favor de la libertad, pero no era ingenuo, sabía que ella genera vértigo.

A su vez, José Woldenberg, ex presidente del Instituto Federal Electoral, hoy INE, evocó los pasajes del libro donde González de Alba relata la condición humana de los soldados, en un “acto de honestidad intelectual”, cuando el verdugo también era una víctima.

El politólogo y académico de la Universidad Nacional Autónoma de México hizo notar que las libertades que hoy se ejercen son producto de la lucha de las generaciones anteriores.

Mientras que Raúl Trejo Delarbre dejó en claro que González de Alba no era una persona amargada y que en alguno de sus textos había compartido que alguien le hizo ver que había sido parte de una generación afortunada, que tuvo esperanzas.