Presentan a persona ante el MP por posesión ilegal de loros y urracas

Por transporte ilegal de cinco Loros de nuca amarilla y cuatro Urracas copetona cara blanca en el estado de México, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) presentó a una persona...

Por transporte ilegal de cinco Loros de nuca amarilla y cuatro Urracas copetona cara blanca en el estado de México, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) presentó a una persona ante el Ministerio Público Federal (MPF).

Cerca de la carretera Atizapán- vía corta Morelia, a la altura de la localidad de Cahuacán, personal de la Profepa realizaba acciones de vigilancia, por lo que inspectores federales adscritos a la Subprocuraduría de Recursos Naturales revisaron a un hombre de aproximadamente 40 años de edad que circulaba en un vehículo compacto.

En el automóvil se encontró, en el asiento trasero, una bolsa de tela cubierta con cobijas la cual contenía los cinco polluelos de loro (Amazona auropalliata), mientras que en la cajuela del mismo había una jaula con las cuatro urracas (Calocitta formosa).

Se estima que los polluelos tienen un edad aproximada de ocho semanas y se cree que fueron extraídos de su hábitat de las costas del Pacífico, en Oaxaca o Chiapas.

Por probable delito contra la biodiversidad, el hombre fue detenido y presentado ante la Unidad Especializada en Investigación de Delitos contra el Ambiente de la Procuraduría General de la República (PGR).

El Loro nuca amarilla está catalogada como especie en Peligro de Extinción (P) en la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010; además de que en nuestro país está prohibida la extracción de cualquier ejemplar de psitácido (guacamayas, loros y pericos) desde el 2008, año en que se reformó la Ley General de Vida Silvestre.

Los traficantes aprovechan los meses de febrero y marzo, época en la que nacen los polluelos, para sacarlos de sus nidos ya que son una especie muy cotizada, por su habilidad de buen hablador, en el mercado nacional e internacional.

Por lo anterior, la Profepa intensifica las acciones contra el tráfico ilegal de psitácidos en esta época y exhorta a los ciudadanos a no adquirir ejemplares de estas especies.

Por otro lado, el hábitat de la Urraca copetona cara blanca es en el suroeste de México desde Colima y Puebla hasta Chiapas y aunque no está enlistada en la categoría de riesgo, si requiere de autorización para su extracción.

De acuerdo con un comunicado de la Profepa, el tráfico ilegal es una de las principales causas de la pérdida de biodiversidad y cualquier persona que posea o compre estos ejemplares contribuye en esta actividad ilícita que se castiga hasta con 9 años de prisión y la obligación de reparar el daño ocasionado.