Carla Morrison comparte su amor durante espectáculo musical en el "Esperanza Iris"

La cantante Carla Morrison demostró durante su concierto en el Teatro de la Ciudad "Esperanza Iris" que el amor es lo mejor que existe, lo cual repartió a cada uno de los que acudieron la víspera a...

La cantante Carla Morrison demostró durante su concierto en el Teatro de la Ciudad "Esperanza Iris" que el amor es lo mejor que existe, lo cual repartió a cada uno de los que acudieron la víspera a esta cita.

En el espectáculo, que forma parte de su gira “Amor supremo”, la intérprete llevó a sus admiradores a un viaje sonoro, en el que prevaleció la melancolía y muchas emociones en la piel.

La anfitriona entregó su corazón a los mil 300 fans que disfrutaron de este “show” en el Centro Histórico de la capital mexicana, en el que hubo ocho instrumentos orquestales.

A lo largo de 21 melodías, la ganadora del Grammy Latino hizo sonar su potente voz, mientras disfrutaba su repertorio, que inició con los temas “Compartir”, “Eres tú”, “No vuelvo jamás” y “Azúcar morena”.

“Gracias, ¿cómo están, están listos para sentir el amor?”, saludó la originaria de Tecate, Baja California, quien en respuesta recibió una fuerte ovación.

Puntualizó que hoy en día a la gente se le ha olvidado detener el tiempo y reconocer la importancia que es disfrutar mirar a alguien de frente a sus ojos, darse cuenta de cada imperfección que lo hace una persona perfecta.

Agregó durante la velada que duró dos horas, que actualmente las “pantallas negras” que sumergen a la mayoría del público los llena de pudor, vergüenza y coraje.

“Qué bueno que vinieron hoy, porque me gusta que estén aquí conmigo, escuchen y sientan sin miedo; saben a lo que vienen, que es oír música de amor, lo que nos despierta todas las mañanas y nos hace dejar países, vidas, deseos atrás”, declaró.

Afirmó que el amor es lo que define a cada persona, “es una cosa tan bonita y me encanta que vengan a sentirlo conmigo, porque es la razón de nuestra existencia, aunque a veces no lo comprendamos, el amor siempre está ahí”, mencionó.

Su recital continuó con piezas como “Tú atacas”, “Olvidé”, “Me encanta”, “Vez primera”, “Mi secreto”, “Pajarito del amor” y “Un beso”, las cuales además de interpretar, las bailó, desplazándose por todo el escenario.

“Cuando uno se enamora por primera vez se siente tan bonito, rico en el estómago, crees que esa es la persona indicada; antes de poder estar con alguien hay que amarse a uno mismo, para que no haya maltrato”, dijo.

Enseguida dio un discurso, haciendo alusión al presidente de Estados Unidos, Donald Trump; aunque no mencionó su nombre, subrayó que los muros en realidad son mentales y que los mexicanos se tienen que unir.

“Él nos siembra temor en los lugares más oscuros de nuestra mente, pero somos como pajaritos, libres, hacemos lo que queremos, no dejaremos que nos quite nuestros sueños, metas, ganas de querer viajar y conocer el mundo, las fronteras no son parte de nosotros”, explicó.

En esta presentación Carla aprovechó para hacer una meditación con los presentes, a quienes les pidió que cerraran sus ojos y sintieran una conexión con ella.

Las sorpresas llegaron en la recta final, ya que en tres ocasiones se bajó del entarimado para estar cerca de sus seguidores, con quienes se tomó fotos y saludó antes de entonar “Déjenme llorar”.

De igual manera adelantó que ya trabaja en nueva música e informó que estará el 11 de octubre en el Teatro Metropólitan. “Gracias por creer en mí”, aseveró, luego de tocar la guitarra acústica e invitar a todo el mundo a levantarse de sus asientos.