Senado urge a aprobar Ley de Seguridad o que estados se hagan cargo

El presidente de la Mesa Directiva del Senado, Pablo Escudero Morales, urgió a aprobar la Ley de Seguridad Interior o de lo contrario que cada entidad federativa se haga cargo de sus propias...

El presidente de la Mesa Directiva del Senado, Pablo Escudero Morales, urgió a aprobar la Ley de Seguridad Interior o de lo contrario que cada entidad federativa se haga cargo de sus propias responsabilidades en la materia.

Durante la ceremonia de conmemoración del Día de la Bandera, el legislador pidió a la Cámara de Diputados que exista voluntad política para resolver “un pendiente que lleva más de 10 años en la sombra de nuestras indefiniciones”.

“Aquí no hay medias tintas, o legislamos para regular el auxilio de las Fuerzas Armadas o que cada uno se haga cargo de sus propias responsabilidades”, enfatizó en el acto encabezado por el presidente Enrique Peña Nieto.

“Si esa voluntad hoy tampoco se expresa entonces los gobernadores y la Conago (Conferencia Nacional de Gobernadores) deberán presentar el plan y calendario para la sustitución de las Fuerzas Armadas por sus propias policías”.

Expuso que en este tema “la discusión y el análisis no puede ni debe postergarse. En el Senado de la República existen diversas iniciativas de ley de seguridad interior pendientes de dictaminación”.

Indicó que los integrantes de este órgano “están atentos a tan alto compromiso; asumimos que si la colegisladora no continúa con los trabajos deberá ser el Senado quien inicie el análisis de estas iniciativas”.

Los poderes federales tienen el deber constitucional bajo el pacto federal de apoyar y proteger a las entidades federativas y sus municipios en caso de riesgos y amenazas a la seguridad interior, sostuvo.

Señaló que para ello, y en ejercicio de sus facultades constitucionales, el Ejecutivo federal ha dispuesto de recursos, incluido el empleo de las fuerzas federales y de las Fuerzas Armadas para apoyar a las autoridades locales en esta tarea.

Bajo el Sistema Nacional de Seguridad Pública se han emprendido diversos esfuerzos para fortalecer las capacidades institucionales de las autoridades locales, a fin de que el apoyo de la Federación en esta materia disminuya progresivamente.

No obstante, “a pesar de los esfuerzos en esta tarea, la realidad es que se ha fallado en procurar cuerpos policiales confiables, eficaces, estatales y municipales en todo el país. Hay que decirlo: han fallado los gobernadores y los presidentes municipales”.

Ante esta situación apuntó que el Congreso de la Unión tiene la responsabilidad de proveer a la sociedad mexicana de un marco legal para la actuación de las fuerzas federales en materia de seguridad, bajo estándares de certeza, temporalidad, gradualidad, proporcionalidad y respeto a los derechos humanos.

Esto para permitir a la Federación y a las Fuerzas Armadas contribuir en la tarea de preservar la seguridad de las entidades federativas municipios y regiones del país, “donde las instituciones de seguridad pública enfrentan entornos de debilidad institucional”.

“Que quede claro, no se trata de que las Fuerzas Armadas se hagan cargo de la seguridad pública, que por disposición constitucional se encuentran reservadas a instituciones de carácter civil”, recalcó en el acto realizado en el Campo Marte.

El senador agregó que México enfrenta nuevas adversidades que implican riesgos y amenazas al Estado de derecho, a la gobernabilidad democrática, adversidades que ponen en peligro las condiciones de desarrollo de la población.

Asimismo en el orden externo “hay rasgos de regresiones autoritarias que bajo impulsos racistas y proteccionistas llaman a la exclusión y al desencuentro. Niegan los beneficios de la cooperación y el intercambio”.