Astronomía, vehículo para acercar la ciencia a la gente

La astronomía es un buen vehículo para acercar a la gente a la ciencia; su conocimiento es vital para el desarrollo de la población, afirmó Enrique Anzures Becerril, integrante de la Sociedad...

La astronomía es un buen vehículo para acercar a la gente a la ciencia; su conocimiento es vital para el desarrollo de la población, afirmó Enrique Anzures Becerril, integrante de la Sociedad Astronómica de México (SAM).

El científico añadió que mirar al cielo es una actividad ancestral por lo que “la astronomía es nata en el ser humano. Hoy por hoy, tenemos la certeza de que no habría civilización humana sin astronomía”.

Anzures Becerril participó en la conferencia “Por la divulgación de la astronomía” que se impartió la víspera, como parte del programa Charlas de astronomía “El Universo hoy” de la Dirección General de Divulgación de la Ciencia de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

El ganador del Premio de la Juventud 2010 refirió que cuando el humano se hizo sedentario necesitó de la medición del tiempo para realizar actividades en la agricultura, y así, poder sobrevivir y a partir de eventos como ese comenzó la civilización.

En un comunicado del Foro Consultivo Científico y Tecnológico (FCCyT), mencionó que hace 115 años nació la Sociedad Astronómica de México, a fin de difundir el conocimiento científico en esta disciplina de manera clara y sencilla.

En 1878 se fundó el Observatorio Astronómico Nacional y en aquel tiempo los ingenieros Guillermo Beltrán y Puga, Teodoro Quintana y José María Chacón trataron de fotografiar la Luna usando un telescopio.

Detalló que el resultado fue tan sorprendente que fueron invitados a Francia para cartografiar la bóveda celeste.

En 1889, gracias al apoyo de Porfirio Díaz fue comprado el telescopio llamado Carta del Cielo: “México fue de los pocos países que cumplió con la cartografía de la zona que les correspondió”, abundó.

La Sociedad Astronómica de México nació en 1902, impulsada por Luis Gonzaga León Mondragón, aficionado a esta ciencia, con el objetivo de popularizar y despertar el gusto por la astronomía entre la población.

“Era periodista científico, él comenzó a generar textos dedicados a la ciencia de una manera que la gente pudiera entender (…)", explicó.

Apuntó que dicha organización que es la segunda sociedad astronómica más antigua del mundo - la primera es su homóloga de Francia-, no se formó con astrónomos.

“No existían astrónomos de profesión, eran aficionados e ingenieros a los cuales se les daba materias de geodesia y cosmología, así como docentes y militares, entre otros”, comentó.

Subrayó que una de las primeras publicaciones sobre ciencia fue el boletín de esa agrupación de astrónomos, escrito de manera clara y sencilla.

Entre los personajes que han formado parte de ella y que han sido más reconocidos por sus aportaciones son: Justo Sierra, Amado Nervo, Luis Enrique Erro, Porfirio Díaz, Francisco I. Madero y José López Portillo.

El divulgador de la ciencia destacó la importancia de la cultura científica para la toma de decisiones en la vida cotidiana.