Sistema de Aguas prepara plan hidráulico a 50 años para la capital

El Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex) informó que se prepara un plan hidráulico a 50 años, con el propósito de hacer frente al problema del líquido en la capital del país.Al participar...

El Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex) informó que se prepara un plan hidráulico a 50 años, con el propósito de hacer frente al problema del líquido en la capital del país.

Al participar en la presentación del libro “1er Parlamento de Sustentabilidad Hídrica” que se llevó a cabo en la Asamblea Legislativa, el director general del Sacmex declaró que uno de los principales problemas de la ciudad es la renovación de la infraestructura.

Resaltó que se tiene tubería, infraestructura y plantas de bombeo con 55 años de funcionamiento en promedio, alguna tubería hasta con 100 años, de tal manera que lo más urgente es cambiarla y renovarla.

En tanto la presidenta de la Comisión de Gestión Integral del Agua en la Asamblea Legislativa, Wendy González Urrutia, expresó que la investigación científica es y será el principal factor para el diseño de políticas públicas sustentables en materia hídrica.

La legisladora de Acción Nacional detalló que su grupo en la Asamblea Legislativa apuesta a coadyuvar en la solución de retos en términos de suministro de agua bajo los principios de sustentabilidad, derechos humanos y un enfoque participativo entre sociedad y gobierno.

José Luis Luege Tamargo, extitular de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), aseveró que se vive una situación angustiante en cuanto al abastecimiento futuro del vital líquido para la ciudad y su zona metropolitana, donde hay casi 20 millones de habitantes.

También consideró que es tal el rezago en la inversión y el volumen que requiere el sistema de aguas que no hay manera de conseguir los recursos necesarios para el cambio urgente de la infraestructura hidráulica.

Por ello, subrayó que es fundamental la figura de asociación pública-privada, con la cual se permitiría a los organismos públicos las inversiones de largo plazo y difícil financiación, de tal manera que sería imprescindible el apoyo privado.