Ángel Vargas compartirá sus poemas con alumnos de la Universidad Obrera

Como parte del ciclo “Visitando a los lectores”, que organiza la Coordinación Nacional de Literatura del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), el poeta Ángel Vargas (Guerrero, 1989) compartirá...

Como parte del ciclo “Visitando a los lectores”, que organiza la Coordinación Nacional de Literatura del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), el poeta Ángel Vargas (Guerrero, 1989) compartirá sus versos este viernes con estudiantes de la Universidad Obrera de México.

“Creo que la literatura funciona en gran medida gracias a los lectores. Son ellos quienes consumen y asimilan el trabajo de los autores, son ellos el eslabón final de la creación”, señaló el autor de “Díptico” (2015), “Límulo” (2016) y “A pesar de la voz” (2016).

El autor que fue reconocido en 2012 con el Premio de Literatura Joven y en 2015 con el Premio Estatal de Poesía María Luisa Ocampo se caracteriza por someter la realidad al lenguaje poético, la interioriza con metáforas y la armoniza con versos cuya lírica evoca a la reflexión.

En su libro “A pesar de la voz”, el poeta exalta una visión íntima de la fragilidad humana, para ello, se inspiró en la figura de los cantantes castrati, a quienes se les extirpaban los órganos genitales para que conservaran sus capacidades vocales y así pudieran lograr tonos angelicales en las ceremonias litúrgicas.

Mientras que en “Límulo” hace un viaje metafórico hacia el inicio del hombre, Dios, la infancia, la creación, los peces primigenios y transparentes de la memoria, el agua.

Explicó que el límulo (Limulus polyphemus) es un ser milenario cuya memoria genética permanece casi intacta. Es como la infancia, una huella, un fósil viviente, dijo.

“Límulo representa el amor, la creación y el erotismo temprano. Me interesa la memoria como fósil viviente porque es un pasado que retorna, un vestigio que no está clausurado y que en cada regreso nos ofrece lecturas diferentes”, expresó.

En cuanto a Díptico, el poeta indicó que se trata de una plaquette que reúne dos textos escritos durante 2012, que abordan el tema del amor y la infancia, como preámbulo a “Límulo”.

Finalmente, Ángel Vargas destacó la importancia del ciclo “Visitando a los lectores”, porque permite la retroalimentación, el diálogo, el conocimiento de primera mano de los procesos creativos.